El secretario de Políticas Universitarias de la Nación Pablo Domenichini aseguró que  “El diálogo con los gremios está siendo fructífero”

El titular del SPU (Secretaría de Políticas Universitarias) es oriundo de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora y protagonista de la política universitaria -y también partidaria- del mismo Conurbano que enmarca a la UNLZ, desde noviembre 2018 dedica sus días a una gestión que es, por un lado la continuidad del equipo que conformó con su antecesora Danya Tavela y por otro, la consecuencia de su militancia universitaria, que lo tuvo como protagonista destacado en varias funciones de alta responsabilidad, tanto en su universidad, como en esferas nacionales.

Pablo Domenichini accedió a una entrevista al medio local LA TERCERA, donde realizó una síntesis de la actualidad educativa universitaria. El secretario también pasó en limpio las iniciativas con las que arranca este particular año 2019.

Pablo Domenichini reparte su agenda entre los asuntos del ministerio y los tiempos del partido, la UCR, de la que es Secretario General de la Provincia de Buenos Aires. En el contexto de las primeras charlas del año con los gremios para activar los compromisos asumidos.

¿Cómo empieza el año para la Secretaría de Políticas Universitarias?

-Tenemos la proyección de un 2019 con mucho trabajo. Pensamos llevar, por un lado, el desafío que implica la discusión salarial con los gremios que ya hemos iniciado este año en función de las cláusulas de revisión que teníamos de las actas paritarias firmadas el año anterior. Además, estamos proyectando todas las acciones de gestión que venimos conversando con el sistema universitario, con rectores y además con todos los actores, las redes que nuclean a los secretarios, así como también los estudiantes y los gremios docentes y no-docentes.

En ese sentido, venimos proyectando en esta nueva etapa de la Secretaría, una idea de planificación estratégica del sistema y una coordinación entre las instituciones. Hicimos un trabajo en consolidar los reconocimientos de trayectos formativos, los RTF, por familia de carreras. Entre las universidades se han puesto de acuerdo en cuáles son los saberes acreditables por trayectos y que estos trayectos sean inmediatamente reconocidos en las instituciones que firman los convenios. Lo que hicimos fue convocar a las Universidad a firmar convenios con la Secretaría y entre ellas para trabajar, en principio, por familias de carreras, comenzando con las ingenierías y las arquitecturas y después fuimos avanzando en otras.

“Impulsamos una idea de planificación estratégica del sistema y una coordinación entre las instituciones”

En total, han firmado convenios, en las distintas familias de carreras, más de cien universidades, entre públicas y privadas. Seguimos trabajando en sumar más universidades para poder crecer en el número de carreras que validen este sistema de reconocimiento. Creemos también, que debemos profundizar el diálogo para atender la dificultad que existe hoy en el trayecto de la escuela media a la universidad; esto lo hacemos a través del sistema Nexos para coordinar acciones tempranas que faciliten ese trayecto a los jóvenes que están terminando la escuela secundaria.

En la coordinación del sistema con la escuela media, en la coordinación del sistema entre sí, a través del diálogo de las distintas instituciones, puesto esto en vistas de una planificación estratégica que aporte además al desarrollo regional, y el trabajo que estamos realizando en el área de vacancias en conjunto con los actores locales sobre la demanda que existe, no sólo en términos laborales del tejido socio productivo, sino también incluir al sector público y al desarrollo cultural y humanístico de las regiones.

 

¿Cómo está actualmente el diálogo con los gremios con respecto a la discusión salarial?

-Desde la firma de las paritarias del año pasado tenemos una relación de diálogo constante que nos permitió en diciembre de 2018 firmar una adenda al acta paritaria, tanto con el gremio del sector No-Docente, con FATUN, como con los gremios docentes que habían firmado el acta, en la cual otorgamos un bono de fin de año,en línea con lo que había dictaminado por decreto el gobierno nacional.

En esa adenda además confirmamos que la primer reunión del año se iba a dar ni bien conociéramos el índice de inflación de diciembre y cumplimos con esa premisa; convocamos el día 17 de enero a la primer reunión de mesa paritaria; ya en la segunda reunión otorgamos un 5 por ciento de recomposición en enero.

Con el sector No-Docente acordamos sumas fijas según la categoría. Obviamente que hay un reclamo de los gremios de recomposición salarial en función del acumulado de los índices de inflación, pero nosotros evaluamos que el diálogo está siendo fructífero.

¿Cómo se estructuran los desafíos institucionales y personales en vistas de este especial año electoral?

– Los desafíos de la Secretaría son los de seguir trabajando en conjunto con el sistema en la posibilidad de que la universidad argentina de respuesta a las necesidades de desarrollo que tiene el país; que siga con su objetivo principal que es la formación de nuestros jóvenes, los futuros profesionales, pero que además siga siendo motor e impulso de la generación de conocimiento, de la investigación y en la transferencia de esa investigación y en el trabajo con la comunidad para dar respuestas concretas a los problemas que existen en el territorio.

Desde lo personal, como Secretario General de la Unión Cívica Radical de la Provincia, espero aportar a la consolidación del Frente Cambiemos, a la expectativa de renovar en la elección, la representatividad que la ciudadanía nos ha dado y poder continuar profundizando los ejes de gestión que hemos trabajado estos cuatro años y poder proyectarlos por otros cuatro años más, tanto en la Provincia como en la Nación.

Siendo oriundo del Conurbano Sur, cómo ves la actualidad de las Instituciones Universitarias públicas de la Región?

-El Conurbano sur hoy tiene un número importante de universidades y cada una de ellas es orgullo del municipio en el que está enclavada y también un orgullo de la región. Me parece que han sido importantes en el desarrollo y en los avances que la región ha tenido. Desde ya, que la Universidad Nacional de Lomas de Zamora, siendo la primera del conurbano, además yo soy egresado de la Facultad de Ingeniería, cumple un rol fundamental.

El desarrollo posterior de otras universidades ha demostrado cubrir una demanda vacante y aportar al desarrollo de la región en su función primaria, que es la formación de futuros profesionales.

Es positivo el renacer de la Universidad Provincial de Ezeiza con carreras vinculadas a su entorno socio productivo. También la puesta en marcha de la Universidad Nacional de Almirante Brown, que sucedió hace algunos días con la firma del ministro, que va a poder iniciar su actividad académica concreta y analizando su plan de desarrollo institucional, también es auspicioso y es esperable que aporte al desarrollo del distrito y se complementa con el trabajo de las otras de la región.