Elecciones 2019: Cristina Kirchner sería candidata a presidenta y negocia una interna con Daniel Scioli

Según trascendió, Cristina Kirchner estaría negociando con Daniel Scioli una posible interna para evitar los errores de las elecciones pasadas.

Elecciones 2019: Cristina Kirchner sería candidata a presidenta y negocia una interna con Daniel Scioli

En medio de la especulación sobre los posibles candidatos, empezó a cobrar fuerza una posible interna entre Cristina Kirchner y Daniel Scioli. Una puja electoral que podría incluso incorporar otros aspirantes a la carrera presidencial como Agustín Rossi y Felipe Solá.

Según fuentes cercanas al espacio del ex gobernador en estas horas estarían negociando la posibilidad de competir en internas, para ordenar la oferta electoral con la que el espacio enfrentará a Cambiemos, en las generales de octubre próximo.

A fines del año pasado el ex gobernador Scioli había resuelto su candidatura presidencial, aunque demoró su lanzamiento oficial hasta el mes último, en una secuencia que incluyó especulaciones de todo tipo.

LEER MÁS: El PJ bonaerense define su candidato a gobernador 

En las últimas horas, el propio Daniel Scioli soltó una frase que había evitado hasta el momento, al menos en público, ratificando su postulación presidencial “independientemente de lo que haga Cristina”. Es decir, ratificó su deseo de competir, incluso cuando tenga que ganarse el espacio en las generales de octubre en una interna contra la ex presidenta.

En este marco, desde el Instituto Patria, según confirmaron al portal LPO “representantes de ambos candidatos negocian la posibilidad de competir en agosto próximo”.

LEER MÁS: El llamado del peronismo a Sergio Massa 

La jugada no sólo confirma la decisión de Cristina Kirchner de anotarse en la carrera presidencial, una especulación cierta pero hasta ahora no confirmada, sino que podría servirle al peronismo kirchnerista como plataforma de construcción como mirada amplia, y –sobre todo- democrática.

Al menos un cambio evidente de la posición de la ex presidenta que contrasta con la decisión que adoptó en 2015 de cerrarle las puertas a Florencio Randazzo, clausurando la interna. Una estrategia que para muchos fue lo que le dio el triunfo a Cambiemos al resignar parte del caudal electoral que podría haberle sumado en las generales a la fórmula ganadora, el binomio perdidoso de las primarias, de haberse realizado.