Avellaneda: encontraron el cadáver de un hombre devorado por perros

Hoy por la mañana, el personal de la Seccional 1° de Avellaneda de la Policía Bonaerense se encontró con un grotesco hallado: el cadáver de un hombre atado de pies y manos con cinta de embalar, apuñalado en la cara, comido por sus propios perros.

Avellaneda: encontraron el cadáver de un hombre devorado por perros

Hoy por la mañana, el personal de la Seccional 1° de Avellaneda de la Policía Bonaerense se encontró con un grotesco hallado: el cadáver de un hombre atado de pies y manos con cinta de embalar, apuñalado en la cara, comido por sus propios perros.

Ocurrió en un departamento de la torre número cuatro de un complejo habitacional de la zona, sobre la calle Pasaje Patricios al 200, una zona de fábricas y depósitos. Un hermano de Mario Daniel Barrios, de 58 años, llamó a la Policía, preocupada, asegurando que no tenían contacto con el hombre desde el jueves pasado.

Hablaron también de un hombre que habría sido pareja de Mario, un uruguayo de 48 años, que habría discutido con la víctima para irse del edificio, sin contestar su celular hace días. Personal de seguridad declaró a los efectivos que lo vieron irse días atrás con una valija.

Así, entraron al departamento con el permiso de la familia. El cuerpo de Barrios fue encontrado en el piso del comedor, atado con cinta. Sus propias mascotas. tres animales que quedaron en el departamento, le habían comido parte del rostro. El cuerpo fue remitido a una morgue para su autopsia.

Interviene en el caso la UFI N°3 de Avellaneda con la fiscal Solange Cáceres, que analiza cámaras de seguridad y espera los resultados del estudio al cuerpo para determinar fehacientemente la causa de muerte según aseguró Télam.

Por lo pronto, no hay elementos para alimentar una hipótesis de robo: la puerta no había sido violentada y tampoco se registraron faltantes en la casa.

El asesinato de Barrios no es el único crimen violento de estas características en los últimos meses. Horacio Ramón Decurgez, jubilado de 91 años, fue robado y golpeado hasta la muerte en su departamento en pleno Palermo.

Con una investigación a cargo del fiscal César Troncoso, la Policía de la Ciudad detuvo al principal sospechoso. Se trata de Juan Pablo Guarnochea, de 38 años, oriundo de Grand Bourg, una de las dos personas que se encargaban de cuidar del hombre.

Decurgez, cuyo cadáver presentaba varios golpes en la cara, habría sido un militar retirado de alto rango. Fue descubierto por un llamado del encargado del edificio en la calle Oro en Palermo, Fuentes policiales y judiciales informaron que llamó al 911 al observar que salía humo del departamento de la víctima.

Al arribar al lugar, los bomberos ingresaron al inmueble y encontraron muerto al anciano, por lo que le dieron intervención a la Policía de la Ciudad. El ladrón y asesino habría intentado incendiar el lugar para cubrir sus rastros.

Artículo anterior¿Cómo funciona el tratamiento con plasma en la lucha contra el coronavirus?
Artículo siguienteCómo será la estricta cuarentena que anunciará Alberto Fernández