sábado, abril 17, 2021
23 C
Buenos Aires

Axel Kicillof: “La Provincia está lista para la reparación”

El gobernador bonaerense Axel Kicillof brinda definiciones sobre lo que fue el 2020 en la apertura de las sesiones legislativas 2021.

Recomendadas

El gobernador bonaerense Axel Kicillof empezó su discurso de apertura de las sesiones ordinarias ante la Asamblea Legislativa con un análisis de la pandemia de coronavirus, a la que definió como un “año muy duro” y destacó que “no mató”, en referencia a los sueños de los y las bonaerenses.

“Si bien la pandemia nos cambió la vida, no mató. Sólo pospuso nuestros sueños y objetivos de Gobierno”, aseguró Kicillof. La declaración fue poco afortunada, y dio lugar a malinterpretaciones: el Gobernador quiso referirse a los sueños y objetivos de Gobierno. Pese a esa afirmación remarcó que en todo el mundo hubo 115 millones de contagios y 2,5 millones de muertos. “Todavía cuesta creer y comprender la excepcionalidad del tiempo que nos tocó vivir”, añadió.

“La pandemia nos cambió la vida a todos, y como Gobierno nos obligó a reformular rápidamente nuestra hoja de ruta. Lo que eran prioridades pasaron a ser urgencias vitales impostergables. Fue un año muy duro para nuestro pueblo, un tiempo de distancia, de encierros, de aislamientos, de dolores, de privaciones. Y nos acostumbramos todo este año a contar contagiados y fallecidos”, indicó Kicillof. Pese a ese análisis, llamativamente aseguró que la pandemia de coronavirus “no mató”.

“Ni la Provincia, ni el Conurbano, ni el Sistema de Salud colapsaron”, señaló más tarde el Gobernador, quien además destacó las obras que realizó su gestión. “En el sistema público veníamos de tener 883 camas de terapia intensiva. El día 1 de julio se ocupó la cama 884. Hubiéramos desbordado”, remarcó. “Hoy tenemos 2183 camas públicas UTI, fue un esfuerzo enorme. No fue el destino, no fue el azar, no fue magia”, agregó Kicillof.

El Gobernador se mostró agradecido a quienes pusieron el cuerpo para enfrentar la pandemia de coronavirus. Especialmente al pueblo bonaerense, a los intendentes y “a todo el personal esencial de la Provincia que puso el alma para que los bonaerenses cuenten con los servicios esenciales. Su trabajo heroico evitó una tragedia mayor”.

Kicillof recurrió a los datos y dedicó gran parte de su discurso a realizar un repaso de las acciones realizadas por el Gobierno bonaerense durante 2020, en las diferentes problemáticas que debió enfrentar. Entre ellas, se refirió al refuerzo del sistema de salud, al plan de infraestructura para el mejoramiento del sistema penitenciario, la asistencia financiera a municipios, los femicidios y la toma de tierras en Guernica.

“La tarea urgente que se nos impuso fue la de reconstruir el Estado provincial y ponerlo al servicio de la gente lo convertimos en un escudo para defender a nuestro pueblo para amortiguar el terrible impacto de la pandemia”, sostuvo el Gobernador.

Respecto a los femicidios, Kicillof se hizo eco de los últimos reclamos tras el asesinato de Úrsula Bahillo en la localidad de Rojas. “Pusimos en marcha por primera vez en la historia un Ministerio de las Mujeres, pero sabemos que no es suficiente, por eso vamos a implementar un plan integral para abordaje de casos críticos en materia de violencia de género, para asistir y acompañar a las víctimas en situaciones de riesgo”, destacó.

Otro punto clave del discurso fue cuando se refirió a las tarifas. Primero destacó que pasó un año desde que no aumentan y luego anunció, al igual que Alberto Fernández, que serán desdolarizadas: “No se puede vivir poniendo tarifas a la gente que la gente no puede pagar. Vamos a desdolarizar las tarifas de los servicios públicos, no puede ser que sean pagadas en dólares”.

A la hora de hablar de inseguridad, dijo que el Ministerio que conduce Sergio Berni “tuvo un papel central en una pandemia que hizo modificar el mapa del delito” y lo argumentó con estadísticas elaborados por el ministerio y la Procuración bonaerense: “Los delitos prevenibles bajaron de 22 mil a 14 mil entre el último semestre del 2019 y el último del 2020, algo más de un tercio. Pero los prevenibles como situaciones de violencia familiar, de género, vecinal, crecieron de 20 mil a 32 mil mensual. Cambió el delito, mutó, como era inevitable durante la pandemia”.

También se refirió a la protesta de las fuerzas de seguridad que afectó gravemente al gobierno el año pasado y en la que debió intervenir Alberto Fernández: “Lo primero que hicimos fue hacer realidad un reclamo histórico y justo que fue equiparar salarialmente con los que están abajo en la pirámide y lentamente en toda la pirámide salarial, con nuestras fuerzas federales. Quintuplicamos el monto para la compra de uniformes, duplicamos los viáticos, pero también lanzamos uno de los planes de fortalecimiento de la seguridad en la provincia más grandes de los que se tenga memoria”.

- Publicidad -

Últimas noticias