Policías, Judiciales y trabajadores del estado temen por sus jubilaciones debido a la manipulación de las cajas previsionales

Trabajadores, profesionales y servidores del Estado de Dolores al igual que toda la provincia de Buenos Aires expresaron su preocupación por las medidas llevadas adelante por el Gobierno bonaerense de María Eugenia Vidal que, según las denuncias, lleva adelante una fuerte flexibilización de las jubilaciones, en el marco del avance de la reforma previsional.

CAJA DE JUBILACIONES POLICÍA BONAERENSE

La gobernadora María Eugenia Vidal avanza para que el Estado bonaerense se apropie de los fondos y los hombres de azul pasen a ser jubilados del Instituto de Previsión Social (IPS) bonaerense.

La caja policial tiene números positivos, año tras año, producto de una gestión austera apuntalada en el flujo de dinero descontado de los salarios policiales pero robustecida por la cantidad de préstamos y servicios que otorga la entidad a sus afiliados.

Maria Eugenia Vidal tiene al detalle la contabilidad de ese organismo. El directorio está integrado por un representante del Poder Ejecutivo, el abogado de policías y comisario inspector jubilado Juan Eduardo Caniggia, quien también fue titular de la entidad. Un todo terreno de la gestión.

La Caja de Previsión de policías fue creada en 1974, concretándose, así, un viejo anhelo del sector: contar con un régimen previsional específico y con un organismo de aplicación particularizado. En tiempos de crisis, varios gobernadores intentaron echar mano a esos fondos, pero se encontraron con una fuerte resistencia de los afiliados y los beneficiarios. Además, no se conocen, hasta el momento, hechos de corrupción con el manejo de esos fondos.

LEER MÁS: Denunciaron a María Eugenia Vidal por el desvío de fondos de jubilados de BaPro por $5500 millones

CAJA DE JUBILACIONES DE TRABAJADORES DEL BANCO PROVINCIA

En 2018, Maria Eugenia Vidal tuvo logros en su objetivo de reformar el sistema previsional. Luego del cambio para los trabajadores del Banco Provincia, el paso siguiente era equiparar (a la baja) las jubilaciones del IPS con las de la ANSES, que paga prestaciones menores que la caja bonaerense.

Bajo el eufemismo de “armonizar” las prestaciones, el proyecto se desactivó para no generar mayor descontento social en el electorado bonaerense y porque la situación del Banco no se resolvió tan rápido como esperaba la gobernadora. A la fecha, siguen aprobándose declaraciones de rechazo en distintos municipios, con fuertes contenidos políticos. Apuntan a una “insensibilidad” del gobierno provincial, lo contrario al perfil que buscan mostrar las usinas de comunicación de Cambiemos.

CAJA DE JUBILACIONES DE MÉDICOS

Los médicos bonaerenses vienen reclamando a las autoridades que representan a la Caja de Previsión y Seguro de la provincia de Buenos Aires “mejoras en la comunicación, democratización de la institución y el acceso a la información” sobre la inversión de las recaudaciones,

La preocupación es por “el aumento de la cuota de aportes, jubilaciones, pensiones y subsidios”. Los trabajadores de la salud de la provincia concurrirán a la jornada y presentarán sus mociones acordadas en marzo.

Los médicos bonaerenses aportan 5.502,5 pesos de su sueldo a la caja previsional para alcanzar una jubilación de 26.400 pesos. El porcentaje del último aumento de la cuota fue superior a la suba salarial alcanzada por los representantes gremiales con el gobierno provincial.

Desde las asociaciones de profesionales denuncian hasta la construcción de un reconocido hotel en la Ciudad de Buenos Aires con los fondos de la Caja Médica.

La Caja de Previsión y Seguro de la provincia de Buenos Aires cuenta con más de 50.000 afiliados en todo el territorio.

CAJA DE JUBILACIONES EMPLEADOS BANCARIOS

El año pasado los bancarios de la provincia de Buenos Aires movilizaron una decena de veces exigiendo que la Corte declarara inconstitucional la reforma de Vidal y derogue la ley 15.008.

La reforma de la ley 15.008 fue aprobada el 19 de diciembre de 2017 y estableció, además, la derogación del artículo 40 que establece que, ante el déficit previsional, quien debe intervenir es el BAPRO cuando antes lo hacía la Provincia.

También elevó la edad de de jubilación de 57 a 65 años. La iniciativa fue encarada por la Gobernación para “terminar con las jubilaciones de privilegio”.

LEER MÁS: Denunciaron a María Eugenia Vidal por el desvío de fondos de jubilados de BaPro por $5500 millones