Cuadernos: Casación dejó sin efecto la prisión preventiva de Cristina Kirchner

Considera que no hay riesgos para la investigación, que Claudio Bonadio elevó a juicio el año pasado. La vice tenía otros dos pedidos de detención en causas conexas, que cayeron con esta resolución.

Cuadernos: la Casación dejó sin efecto la prisión preventiva de Cristina Kirchner

La Cámara Federal de Casación Penal consideró que ante la inexistencia de riesgos procesales -es decir un peligro de fuga o de entorpecimiento de la investigación- debe quedar sin efecto la orden de detención que el juez Claudio Bonadio dictó en contra de Cristina Kirchner en la causa cuadernos de las coimas, que nunca se hizo efectiva porque la vicepresidenta tiene fueros. Sobre Cristina quedaban otras dos órdenes de prisión preventiva en expedientes que se desprendieron de la investigación central de cuadernos, pero ambas estaban supeditadas a su suerte en la causa principal, por lo que también quedaron sin efecto.

Después de resolver qué Sala debía dar tratamiento al pedido de la defensa de la vicepresidenta, a cargo de Carlos Beraldi, se avanzó en el análisis de ese requerimiento y el de otros imputados en la causa. El abogado había solicitado un “pronto despacho” a su pedido, ya que el trámite se retrasó cuando los jueces de la Casación discutieron qué sala debía resolver el pedido.

Este martes, por unanimidad, los jueces de la Sala I, Diego Barroetaveña, Daniel Petrone y Ana María Figueroa resolvieron aceptar aquel planteo y dejar sin efecto la prisión preventiva de Cristina Kirchner, dictada por el juez Bonadio cuando la procesó como jefa de una asociación ilícita que se dedicó a la recaudación de coimas que pagaban los empresarios contratistas del Estado, según la acusación.

La causa ya se encuentra elevada a juicio oral como todas las investigaciones que se desprenden de la misma, y radicada en el Tribunal Oral Federal 7 (TOF 7).

En la Casación, se preocuparon por subrayar que la resolución de este martes responde a los cambios en el Código Procesal Penal que limitaron las prisiones preventivas, y que no implica ninguna modificación en las acusaciones y consideraciones vertidas en el expediente respecto a las supuestas responsabilidades de la vicepresidenta.

El debate repecto a qué sala debía resolver sobre la prisión que recae sobre Cristina Kirchner se originó cuando los jueces entendieron que debía ser la misma Sala que tiene a su cargo el expediente sobre la compra de buques de Gas Nacional Licuado (GNL), que fue el que posibilitó que Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli instruyan el caso Cuadernos y de las causas conexas.

Una vez que se resolvió la competencia de la Sala del máximo tribunal penal que interviene en el requerimiento de la ex presidenta, se tomó la audiencia correspondiente, en la que el abogado Beraldi sostuvo que la detención “no tiene ningún fundamento, pues el 10 de diciembre Cristina asumió como vicepresidenta de la Nación, circunstancia que hace inimaginable que se pueda escapar o entorpecer” la causa.

Además, el defensor de la familia Kirchner indicó que el pedido de detención contra Cristina Kirchner, es “arbitrario, vergonzoso y grotesco”, y reiteró que no existe ningún riesgo de fuga ni de entorpecimiento de la investigación que ya se encuentra clausurada y elevada a juicio.

En diciembre pasado, el Tribunal Oral Federal 8 (TOF 8) que tiene a su cargo la causa por la firma del Tratado de Entendimiento con Irán, dejó sin efecto la prisión que también Bonadio, dictó en contra de la ex mandataria. Consideró que no existía riesgo alguno de fuga debido a su actual cargo como vicepresidenta de la Nación, sumado a que el juicio no iniciaría en el corto plazo.

Bajo lineamientos similares, ahora la Casación decidió revocar la prisión preventiva y pedido de desafuero que dictó Bonadio en el expediente principal del caso cuadernos. Aún le quedan a Cristina Kirchner dos pedidos más de detenciones en investigaciones vinculadas a la “causa madre”. Se trata del tramo que investigó los sobornos en tornos a la obra pública y a los subsidios al transporte ferroviario.

Ahora la defensa de la vicepresidenta también solicitará que esas preventivas queden sin efecto.