La Justicia falló en contra de Juntos por el Cambio y avaló las sesiones remotas

Rechazó el amparo de la oposición y validó la sesión del 1 de septiembre a la que asistieron casi 90 legisladores de forma presencial . El juez consideró que estuvieron garantizados los derechos a manifestarse y participar.

La Justicia falló en contra de Juntos por el Cambio y avaló las sesiones remotas

El 1 de septiembre Juntos por el Cambio hizo viajar a sus diputados nacionales para participar en forma presencial de la sesión convocada por Sergio Massa, presidente de la Cámara baja, en forma remota.

A condición de votar la renovación del protocolo de funcionamiento por teleconferencia, exigieron acordar los temas. No hubo acuerdo y 90 diputados de la UCR, el PRO y la Coalición Cívica se sentaron en sus bancas pero no se conectaron vía VPN. Exigieron que se contabilizaran para el quórum solo a los presentes físicamente y presentaron un amparo judicial.

Esta mañana el juez Enrique Lavié Pico, del Juzgado Contencioso Administrativo Número 1 rechazó el amparo de la principal oposición, le dio la razón al oficialismo y a los bloques que acompañaron con su firma aquella renovación del protocolo y dejó vía libre para la realización de las sesiones bajo esta modalidad en el contexto de pandemia.

En un fallo de 23 páginas indicó: “La legitimación de los accionantes, en su condición de “Diputados y Diputadas”, se encuentra desprovista de fundamentos, en la medida que “no fueron privados de ejercer las atribuciones que les asisten como legisladores y, por el contrario, fueron ellos los que opusieron resistencia a desempeñarlas”.Y agregó que la convocatoria para el primer día del mes pasado ”se emitió de conformidad con el art. 14 del Reglamento, que pone de manifiesto que la modalidad bajo la cual se convocaba a los legisladores sesionar era la telemática”.

El magistrado citó como antecedente que en la sesión convocada para el 13 de mayo, de la misma manera, “los actores no opusieron ningún reparo”. Consideró también que “los accionantes pudieron libremente en el recinto emitir ‘opiniones o discursos’, ejerciendo plenamente sus derechos políticos y, en definitiva, que el hecho de no haber votado se debió a su resistencia en acreditarse, y no a un impedimento que pueda ser objeto de reproche a esta parte, no existiendo por parte de la Presidencia de la HCDN vulneración alguna a sus prerrogativas parlamentarias”.

La sesión cuestionada arrancó tras ocho horas de reunión de Labor Parlamentaria donde oficialismo y oposición intentaron llegar a un acuerdo que conformara a todas las partes. El Frente de Todos incluso ofreció retirarse del recinto para que los legisladores de Juntos por el Cambio pudieran participar y la presidencia del cuerpo dispuso bancas y computadoras en los palcos.

El único que utilizó ese lugar en los pisos superiores fue Nicolás del Caño, de la izquierda, mientras también Romina del Plá dejaba su lugar para sesionar desde su despacho.

Lo mismo hizo el jefe del interbloque Justicialista, Eduardo ‘Bali’ Bucca mientras el bloque de Consenso Federal directamente no participó de la sesión en reclamo de un acuerdo político. Los 90 diputados de Juntos por el Cambio se sentaron en sus bancas pero no quisieron conectarse por VPN.

Massa les dio la palabra y tras varias horas de discurso se retiraron cuando se iniciaba el tratamiento de las leyes que figuraban en el orden del día como el régimen de beneficios para el sector turístico.

El juez Enrique Lavié Pico, determinó “la ausencia de un “caso” o “causa” contencioso susceptible de incitar el ejercicio jurisdiccional, representado por “un avance injustificado sobre las facultades propias y exclusivas del Poder Legislativo, toda vez que no se ha acreditado en la especie un agravio inmediato o directo, sustancial o concreto, que justifique la intervención del Poder Judicial”.

Y concluyó que “la cuestión objeto de la pretensión de autos no es susceptible de ser abordada en sede judicial por pertenecer a la “zona de reserva legislativa”.