La oposición repudió la protesta de la policía en Olivos

Un conjunto de diputados y dirigentes de la oposición mostraron rechazo al accionar policial que esta tarde llegó a protestar frente a la quinta de Olivos.

La oposición repudió la protesta de la Policía Bonaerense en Olivos

Algunos de los principales referentes de la oposición, aunque no todos los críticos del Gobierno, salieron a despegarse de la movilización de efectivos de la Policía bonaerense que llegó hasta la puerta de la residencia de Olivos, a través de las redes sociales.

Envalentonados, en el arranque de la protesta de la Policía en La Plata, los referentes de la oposición, particularmente la rama crítica del gobierno representada en Juntos por el Cambio, se alineó sin críticas al reclamo, con fuertes reproches al Gobernador y su política de seguridad.

En sucesivas entrevistas y a través de sus redes sociales, los habituales voceros de la línea dura del antikirchnerismo, vociferaron críticas contra el Gobernador sin reparos ante la forma y la tozudez del reclamo de los efectivos de la Policía.

De hecho, la mayoría de la oposición hizo silencio frente a la modalidad en la que se reveló la inédita protesta de la Policía: en la puerta de la residencia oficial del Gobernador, en la ciudad de La Plata. El hecho fue criticado por representantes del oficialismo y sindicalistas, que cuestionaron la decisión de llevar el reclamo a calle 5, en lugar de protestar sobre 6, el lugar institucionalizado para ese tipo de reclamos, donde se encuentra la puerta de acceso a la Casa de Gobierno provincial.

Pero la desviación en la que incurrió hoy un grupo de los manifestantes, literalmente rodeando la residencia presidencial de Olivos, hizo recalcular el apoyo opositor, y desde Juntos por el Cambio salieron, presurosos a despegarse del repudiable accionar de la fuerza.

En cadena, casi secuenciado, salieron el titular del interbloque de Juntos por el Cambio, el radical Mario Negri, y el titular de Coalición Cívica Ari, Maxi Ferraro, a repudiar la actitud de los uniformados.

A través de un comunicado oficial, salió a despegarse, además, Martín Lousteau, quien reclamó “bajar el nivel de la confrontación y el agravio fácil”, para resolver la cuestión planteada por el reclamo de la Policía.

Reclamó, además, que el diálogo para la resolución del conflicto debería hacerse “en el marco del respeto y la subordinación a las autoridades democráticas”

Más llamativo fue la reacción del diputado Fernando Iglesias, famoso por su predisposición a la confrontación permanente con el gobierno con críticas y ataques furibundos, que fue quien inauguró el ‘operativo despegue’ con un posteo en la red en la que vocifera sus diatribas habituales contra el oficialismo-peronista.

“A favor de las legítimas reivindicaciones de la Policía Bonaerense. En contra del reclamo frente a la Quinta de Olivos. No es el lugar”, posteó Iglesias.

Por su parte, la UCR sacó un comunicado afirmando que la protesta rodeando la casa del presidente genera “incertidumbre y preocupación” y le pidieron a los miembros de la fuerza, deponer de su accionar. En esa línea, otro de los que opinó parecido y respaldó al presidente Alberto Fernández fue el ex juez Ricardo Gil Lavedra.

“Es absolutamente inaceptable la reunión de policías armados frente a la quinta de olivos, reclamando mejoras. Deben cesar de inmediato en esa actitud que atenta contra los poderes públicos y el orden constitucional”, escribió el abogado en su cuenta de Twitter.

Entre tanto recalculo, faltaron, sin embargo, voces emblemáticas de la oposición, como la del ex presidente, Mauricio Macri, la ex Gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y –naturalmente- Elisa Carrió. La máxima autoridad del PRO con representación institucional, Horacio Rodríguez Larreta, lo hizo recién sobre el final de la jornada.