Las ventas en supermercados y shoppings acumulan quince meses de caídas

El desplome de la actividad se notó con fuerza en los supermercados, que retrocedieron un 8,8% en septiembre en relación al mismo mes del año pasado

Las ventas en supermercados y shoppings acumulan quince meses de caídas

La gestión de Mauricio Macri cierra su ciclo con una nueva confirmación de la recesión económica que afecta a las empresas y hogares de la Argentina.

Este miércoles, el Indec difundió indicadores que detallan un fuerte retroceso del consumo en septiembre. La retracción en las ventas se produjo luego de la súbita devaluación de agosto (post elecciones PASO), que se trasladó a los precios durante las semanas siguientes.

Debido a esto, el consumo en los supermercados fue particularmente afectado, dado que cayó un 8,8% en septiembre respecto de igual período del año pasado. Además, tuvo un desplome del 9% en comparación con el mes anterior.

En los shoppings, las ventas cayeron 3,8% en septiembre en la comparación interanual y se hundieron un 13,2% con respecto del mes anterior.

La caída del consumo en supermercados y shoppings alcanza ya a los quince meses consecutivos, aunque en el último bimestre se muestra una desaceleración de la fuerte caída de períodos anteriores.

En los autoservicios mayoristas también se registró una baja del 3,2% en el nivel de ventas interanual, que alcanzó también una retracción de quince meses.

A precios corrientes, midiendo el impacto de la inflación, la facturación de los supermercados llegó a los 57.966,8 millones de pesos con un aumento del 45,2%.

A precios corrientes, los supermercados tuvieron un alza en su facturación de 45,2% al comparar septiembre de este año con el mismo mes de 2018. No obstante, al contrastar esta cifra con una inflación interanual que fue del 53,2%, surge un fuerte retroceso real. Según el Indec, la baja registrada fue del 8,8%.

Entre los distintos rubros que se relevan en los locales de gran superficie, el de bebidas fue el que mostró una mayor baja, al mostrar un incremento (siempre a precios corrientes) de sólo 29,5%.

Alimentos preparados y rotisería (35,9%) fue otro segmento muy por debajo de la inflación, de la misma manera que “Indumentaria y calzado” (40,2%). También hubo bajas en “Almacén” (46,9%), “Panadería” (46,1%), “Verdulería y frutería” (46,3%) y “Artículos de limpieza” (45,8%).

El único rubro por encima del nivel de la inflación fue el de lácteos, que tuvo un incremento del 57,4%. En tanto, la venta de carnes (51,8%) también estuvo por encima de la media.

Por el lado de los shoppings, el Indec registró un alza interanual del 45,4% en las ventas de septiembre, también por debajo de la inflación interanual de 53,5%.

En este caso, la mayor caída se vio en el rubro “Juguetería”, que tuvo -a precios corrientes- un incremento de sólo 25,2%. También mostraron un mal desempeño “Diversión y esparcimiento” (31%) y “Librería y papelería” (34%).

El segmento de “Electrónicos, electrodomésticos y computación” (43,4%) siguió deprimido, pero no tanto como en meses anteriores.

Los únicos rubros por encima del promedio fueron “Perfumería y farmacia” (68,7%) y “Ropa y accesorios deportivos” (62,8%).