martes, mayo 28, 2024
13.3 C
Buenos Aires

Quién fue Shinzo Abe, el ex primer ministro de Japón asesinado durante un acto de campaña

Shinzo Abe batió el récord japonés como la personas que más tiempo ocupó el poder en ese país, ya que fue primer ministro desde 2012 a 2020. Realizaba un encuentro partidario cuando recibió un disparo y falleció horas después

Recomendadas

La política internacional está conmocionada por el asesinato del ex primer ministro japonés Shinzo Abe de 67 años a causa de los disparos por arma de fuego que recibió durante un acto de campaña en la ciudad de Nara, en el centro este del país. Fue conocido mundialmente en 2016 cuando tuvo una simpática aparición en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro vestido de Mario Bros.

Abe batió un récord para la política del país al mantenerse en el poder durante 8 años, entre 2012 y 2020, a pesar de haber sido blanco de varios escándalos políticos y financieros. Dejó en su cargo a raíz de una serie de problemas de salud.

En el plano local, el presidente Alberto Fernández manifestó este viernes su «mayor repudio» al asesinato del ex primer ministro y envió sus condolencias a los seres queridos de la víctima.

«Con absoluta conmoción supe del asesinato de Shinzo Abe, ex primer ministro de Japón. Mis condolencias a sus seres queridos y el mayor repudio a este impactante y doloroso atentado contra la democracia y la paz«, señaló el Jefe de Estado a través de su cuenta en la red social Twitter.

Quién fue Shinzo Abe

Shinzo Abe nació el 21 de septiembre de 1954 en Shinjuku, Tokio, tenía 52 años cuando asumió como primer ministro en 2006, convirtiéndose en la persona más joven en ocupar el cargo.

Fue considerado un símbolo de cambio y juventud, pero también aportaba el perfil de un político de tercera generación, preparado desde muy joven para ejercer el poder en el seno de una familia conservadora de élite, reseñó la agencia AFP.

Su primer período fue turbulento, acosado por escándalos y disputas, y terminó con su abrupta dimisión un año después en 2007. Inicialmente, dijo que renunciaba por motivos políticos, pero luego admitió que sufría de un problema de salud, que luego fue diagnosticado como colitis ulcerosa, superada después de meses gracias a un nuevo medicamento.

Se postuló nuevamente al cargo, y volvió a la jefatura de gobierno como un salvador en diciembre de 2012. Con ello puso fin a un período de crisis políticas en las que los primeros ministros se sucedían a un ritmo de hasta uno por año.

Golpeado por los efectos del tsunami en 2011 y el posterior desastre nuclear de Fukushima, Japón encontró en Abe una conducción confiable.

Mandato de Abe: aciertos y desafíos

Abe se hizo conocer en el extranjero por su estrategia de reactivación económica, conocida como los «abenomics«, lanzada a partir de 2012, en la que mezclaba flexibilización monetaria, masiva reactivación presupuestaria y reformas estructurales.

Registró algunos logros, como un alza de la tasa de actividad de las mujeres y las personas de mayor edad. También recurrió de manera más importante a la inmigración para enfrentar la escasez de mano de obra.

Sin embargo, a falta de reformas realmente ambiciosas, este programa solo tuvo éxitos parciales, en la actualidad eclipsados por la crisis económica causada por la pandemia del coronavirus.

Sin embargo, su gran ambición fue revisar la Constitución pacifista japonesa de 1947, escrita bajo la influencia del ocupante estadounidense, y jamás enmendada.

Mario Bross en los Juegos Olímpicos

Durante los JJOO en Río de Janeiro 2016 fue el encargado de anunciar que la próxima sede de la competencia sería en Tokio 2020, aunque ese año tuvieron que posponerse al 2021 debido al Covid.

Durante la ceremonia del clausura, el ex primer ministro emergió al centro del estadio Maracaná desde la famosa tubería verde característica del video juego de Mario Bros y usando la misma boina del personaje, para revelar al mundo dónde se desarrollarían los próximos Juegos Olímpicos.

Tokio 2020 y política internacional

En el escenario internacional, adoptó una línea dura con Corea del Norte y asumió un papel de pacificador entre Estados Unidos e Irán.

Priorizó una relación personal cercana con el expresidente estadounidense Donald Trump para proteger la relación entre los dos países del nacionalismo de Trump, y buscó enmendar los vínculos con Rusia y China.

Durante mucho tiempo se aferró a la esperanza de mantener los Juegos Olímpicos de Tokio en el verano boreal de 2020, que iban a ser el punto culminante de su mandato, que finalmente pasaron para el año siguiente a causa de la pandemia.

- Publicidad -

Últimas noticias