Bicameral Inteligencia citó a Ramos Padilla y a Arribas por D’Alessio

Ramos Padilla fue convocado para el jueves próximo; Arribas, para la siguiente semana. Hubo cruces, pero Marino abrió las cajas con material secuestrado al falso abogado

Bicameral Inteligencia citó a Ramos Padilla y a Arribas por D’Alessio

Luego de su sonoro paso por la Comisión de Libertad de Expresión de la Cámara de Diputados, el juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla continuará su roadshow, esta vez por la Comisión Bicameral Permanente de Fiscalización de los Organismos y Actividades de Inteligencia.

Será ese el escenario específico para discutir el jueves 21 lo que el magistrado ya expuso como una “red de espionaje político y judicial de magnitudes”, derivada de la investigación sobre el falso abogado Marcelo D’Alessio y el entramado parajudicial que tenía por detrás.

Su convocatoria fue propiciada por la oposición, en una trabada y tensa reunión no exenta de griterío. Pero el Gobierno tendrá otro motivo más para lamentarse: a la semana siguiente, los senadores y diputados pidieron la comparecencia del titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas.

LEER MÁS: Ramos Padilla en el Congreso por el caso Stornelli

En esa dependencia aparecían fichados los excomisarios Ricardo Bogoliuk y Aníbal Degastaldi, supuestos instigadores de las maniobras de extorsión de D’Alessio a empresarios, en particular Pedro Etchebest, cuya denuncia disparó el escándalo.

Presidida por el radical Juan Carlos Marino, la comisión bicameral puso proa a conformar una subcomisión investigadora del caso D’Alessio que presentará un informe para analizar la información enviada por el magistrado sobre la asociación ilícita dedicada al espionaje y la extorsión que también, se investiga, podría involucrar a fiscales, periodistas y tener como usuarios de esos servicios ilegales a dirigentes políticos de la Coalición Cívica.

Por unanimidad, los miembros de la comisión decidieron hacer lugar al pedido del juez de comparecer también allí, luego de que el miércoles hiciera su exposición ante diputados de la oposición y motivó que Cambiemos lo fustigara.

Fuentes judiciales indicaron que el juez repetirá gran parte de su alocución en el encuentro reservado con la bicameral que sesiona a puertas cerradas por tratar asuntos con posible secreto de Estado. Los legisladores que analizarán el informe en la subcomisión también fueron designados, con mayoría peronista: Pedro Guastavino (PJ Federal), Rodolfo Tailhade (kirchnerista) y Daniel Lipovetzky (PRO).

Marino dio paso también a la apertura de las cajas lacradas que envió Ramos Padilla con los anexos descubiertos en la computadora de D’Alessio, tras los allanamientos.

El magistrado envió las “carpetas” con los sugestivos nombres: “Operación Jaitt” (por la recientemente fallecida vedette Natacha Jaitt); “Operación Traficante” (por el empresario Gabiel Traficante que fue ligado a la Mafia de los Contenedores y también denunció coacción ante el juez Luis Rodríguez que procesó a D’Alessio), “Operación Fantino” (por el conductor de “Animales Sueltos” que fue víctima de informes de inteligencia con la supuesta colaboración de Daniel Santoro); “Operación Porcaro” (por el dirigente peronista de Necochea Roberto Porcaro); “Operación Ubeira” (con la supuesta cámara oculta que pretendían hacer al abogado de Oscar Thomas, en presunta sincronía con el fiscal Carlos Stornelli); y “Operación Brusa Dovat”, por el exdirectivo de PDVSA que confesó que lo obligaron a declarar ante Stornelli bajo amenaza de iniciarle una causa con la DEA.

También existe otra carpeta titulada “Narcotráfico en Rosario”, de la cual surgiría una hipótesis de investigación sobre una reunión mantenida entre D’Alessio y Ramón Machuca (alias Monchi Cantero de Los Monos), en la que le sugirió hacer una cámara oculta para perjudicar al Gobierno de Santa Fe a cambio de que no prospere una causa federal.

Dentro de una semana, Ramos Padilla repetirá lo que ya expuso públicamente para que quede registro ante la comisión que debiera investigar si existe una red de espionaje de alcance internacional. Dentro de 10 días, tendrá que asistir Arribas a dar explicaciones, pese al intento de la AFI de despegarse de D’Alessio interponiendo una denuncia penal en su contra, una vez desatado el vendaval. Cerca de “La Casa” murmuran que Bogoliuk había sido uno de los “repatriados” por la “Señora 8”, Silvia Majdalani.

Adicionalmente, la Corte Suprema comenzó a analizar el reclamo de Ramos Padilla referido a recursos para su juzgado con el objetivo de avanzar en la investigación. Está junto a un paquete de otros pedidos para los que se requieren tres firmas de los jueces para otorgar ampliación a la dotación humana y técnica de la que se quejó el magistrado.