La derecha presiona al gobierno español de Pedro Sánchez, lo acusan de traidor

La oposición de la derecha española al Partido Popular (PP), Ciudadanos y la ultra derecha de Vox se manifestó este domingo con una importante movilización a Plaza Colón, contra el socialista Pedro Sánchez, a quien acusan de “traidor” por su gestión de la crisis secesionista de Cataluña.

Lo que desató esta marcha, fue la decisión del presidente de España de aceptar la figura de un “mediador” que le exigieron los separatistas catalanes, para discutir su apoyo a los presupuestos que tienen al gobierno de Sánchez al borde de la caída.

La decisión del presidente de Gobierno de aceptar la figura de un mediador fue considerada por los opositores al socialista como un acto de traición a España, ya que con ese gesto -evaluaron- le dio una categoría similar a Cataluña a la de un país independiente. Esto le valió la furia de la derecha, pero también duras críticas en su partido como las de Alfonso Guerra y Felipe González. De los máximos referentes históricos del PSOE, sólo lo respaldó José Luis Rodríguez Zapatero.

La marcha reunió entre 44 y 250 mil personas, según el gobierno de Sánchez y según los organizadores. La polémica por cuán importante fue la convocatoria se reflejó en la reacción del Gobierno de Sánchez y sus aliados de  Podemos, que describieron como “pinchazo” al resultado de la concentración, en un intento por bajarle el precio al evento. Pero lo cierto es que más allá de la guerra de cifras, la gente desbordó la plaza y los organizadores este domingo no podían ocultar su euforia.