sábado, abril 13, 2024
16.9 C
Buenos Aires

Villa Fiorito: familias de La Cava se concentraron para reclamar viviendas prometidas

Recomendadas

Cerca de 40 familias se encuentran en Pío Baroja y Pérez Galdós para reclamar departamentos que el Instituto Municipal de la Vivienda Provincial construyó y había prometido entre otros, a vecinos de La Cava. Más de 30 años y aún no terminan éste complejo habitacional de 306 departamentos de 1 a 4 ambientes en Lomas de Zamora.

Lo cierto es que en principio dos cooperativas fueron las que trabajaron junto a la ex intendenta interina lomenses, Marcela Bianchi –después subsecretario de vivienda bonaerense– La Roberto Arlt y la San José. Las viviendas fueron adjudicadas a familiar del barrio y hoy se presentan varios problemas.

La mayoría de los departamentos del complejo son vandalizados desde hace años: robo de aberturas, inodoros, bidet, canillas, y otros elementos. Tampoco fueron terminadas en tiempo y forma, puesto que dos años a ésta parte comenzaron a concluirlos. Han entregado a fin del año 2015 algunas viviendas pero todas carecen de servicios de gas y en muchos casos de conexión de agua potable.

Entre denuncias y culpas cruzadas
Muchos hablan a voces que varios departamentos fueron cedidos a personas ligadas a la política local, en especial a una ex concejal del PJ que dio viviendas a sus hijos y grupo cercano. También mencionan a un jugador de fútbol de un equipo importante de la localidad.

Tanto el Estado provincial como el municipal se desentendió de la problemática que se interpuso como una política estatal ante la falta de viviendas: el Plan Arraigo y el Instituto Provincial de la Vivienda fueron los artífices de la obra que aún no concluyen. Han dejado a cientos de familias a la deriva, les han prometido una adjudicación que jamás van a tener.

En horas de la mañana de hoy 40 familias se presentaron en el lugar y casualidades de la vida hizo que un funcionario del Instituto Provincial de la Vivienda apareciera en el lugar. El hombre se presentó como Horacio Bonelli.

Charló con los vecinos y tomó nota de cada una de las familias para constatar que están en el censo realizado hace años atrás. Se fue y su compromiso fue revisar la nómina que llevaba consigo pero eso no significaba dar solución a todos.

Por su parte los vecinos y sus familias van a quedarse en ése lugar el tiempo necesario a la espera de una respuesta. La policía apostada les propuso que no ingresen al predio para que no se instruya una causa como “toma” y haya que hacer desalojo.

Heroico y sacrificado, contra la injusticia social que lo llevó fuera de la ley al gaucho de José Hernández, acaso también éste barrio Martín Fierro constituya hoy una fuente de desdichas para familias que pujan por acceder a una vivienda digna.

- Publicidad -

Últimas noticias