Ya tiene dictamen el impuesto a la riqueza

El proyecto oficial fue aprobado en la Comisión de Presupuesto y Hacienda por 27 votos afirmativos, con el rechazo de Juntos por el Cambio. Todavía no hay fecha precisa para el tratamiento en el recinto. Estiman recaudar unos $300.000 millones con el aporte de las 9.300 personas más ricas del país.

Ya tiene dictamen el impuesto a la riqueza

La Comisión de Presupuesto y Hacienda emitió dictamen de mayoría este viernes por la tarde al proyecto de aporte de las grandes fortunas.

El dictamen fue aprobado por 27 votos, de los cuales 25 fueron de diputados del Frente de Todos. También votaron a favor el diputado Paulo Cassinerio de Córdoba Federal, que responde al gobernador Juan Schiaretti, y Diego Sartori del Frente de la Concordia Misionero, partido que suele votar como aliado del oficialismo.

En cambio, 22 diputados, incluyendo los 15 diputados de Juntos por el Cambio que integran la comisión, votaron por el dictamen de minoría en rechazo al proyecto oficial, titulado “Aporte solidario y extraordinario para ayudar a morigerar los impactos de la pandemia”.

A los apoyos en comisión, se espera que se sumen en el recinto tres de Unidad Federal para el Desarrollo, uno de Juntos por Río Negro y el monobloque del Movimiento Popular Neuquino (MPN). También podrían votar a favor el bloque de Consenso Federal, dos diputados del Partido Justicialista (PJ) y los dos socialistas que forman parte del Interbloque Federal, dijeron fuentes parlamentarias.

Los apoyos de todos estos bloques son fundamentales porque, por tratarse de una ley impositiva, requiere de 129 votos (la mitad más uno del total), lo que supera el volumen de avales propios del Frente de Todos, que cuenta con 117 diputados en condiciones de votar.

Allegados a Heller y al presidente de la Cámara, Sergio Massa, informaron a BAE Negocios que aún no hay fecha precisa para el tratamiento del proyecto en el recinto y que probablemente no sea en la próxima sesión.

Presupuesto y Hacienda, comisión que encabeza Carlos Heller, uno de los principales promotores del proyecto junto con el jefe de bloque del FDT Máximo Kirchner, hizo un repaso sobre las modificaciones que se le hicieron al texto.

Tras el dictamen, la diputada oficialista Fernanda Vallejos criticó la actitud opositora al afirmar que “algunos eligieron defender a 9.300 millonarios, en contra del interés de la mayoría”. “Se oponen al aporte para fortalecer el sistema de salud, construir viviendas, acompañar a las pymes y a los jóvenes. Son Juntos por los Ricos”, agregó Vallejos.

En tanto, el radical Luis Pastori señaló que reconocen que “el dictamen oficial mejoró con respecto al original” y citó el ejemplo de la retroactividad, aunque señaló que “subsisten vicios” que los llevan a “rechazarlo”.

“Primero insistimos en que se trata de un Impuesto y no de un Aporte, lo que intenta dejarlo al margen de las garantías y principios constitucionales que imperan en la materia, como la no confiscatoriedad”, añadió Pastori.

Los principales ejes del proyecto

La reunión en comisión de este viernes retomó el cuarto intermedio que se había dispuesto el lunes cuando se suspendió el tratamiento del proyecto, a la espera de la confección del texto definitivo, que fue consensuado con la AFIP.

Heller anunció ese día que el oficialismo iba a avanzar con la firma del dictamen, pero se decidió postergar esa instancia porque se trabajó en algunas modificaciones en relación al texto original.

Entre ellas, se destaca que el proyecto original establecía como base para la determinación del pago del aporte las declaraciones de Bienes Personales al 31 de diciembre del 2019. Ahora, en cambio, fijará como base las presentaciones efectuadas hasta la promulgación de la ley, según señaló Heller.

Cuánto se espera recaudar con el impuesto a la riqueza

El proyecto establece un aporte solidario a las grandes fortunas superiores a los 200 millones de pesos que pagarán una tasa del 2%, con el fin de recaudar más de 300 mil millones de pesos para destinar a planes sanitarios y al sistema productivo, tras la crisis originada por la pandemia del coronavirus.

A dónde se destinarán los fondos recaudados por el impuesto a la riqueza

En ese sentido, el dictamen establece que el 20% de la recaudación se destinará a la compra y/o elaboración de equipamiento e insumos críticos para la emergencia sanitaria, 20% a las pymes, 15% a los programas para el desarrollo de los barrios populares, 20% a becas al programa integral de becas Progresar y 25% programas de exploración y desarrollo de gas natural, a través de Enarsa”.

A cuántas personas alcanzaría el impuesto a la riqueza

Según precisó el lunes en la reunión de comisión la titular de AFIP, Mercedes Marcó el Pont, el proyecto alcanzará a 9.298 contribuyentes, y no a 12.000 como se había planteado en un comienzo. De ese total, 7.438 ya presentaron sus declaraciones juradas de Bienes Personales y otros 1.860 todavía no lo hicieron, declara el informe de AFIP.

Heller precisó que la mitad de la recaudación provendrá de las “253 personas que tienen fortunas superiores a 3.000 millones de pesos, que aportarán 153 mil millones de pesos, y otras 372 que tienen patrimonio entre 1.500 y 3.000 millones, con lo cual 625 aportarán 180 mil millones de pesos de los 307 mil millones que se quieren recaudar”.

Cómo serán las alícuotas

El proyecto prevé el cobro de una tasa del 2% a los patrimonios de las personas físicas que hayan declarado hasta la fecha de la promulgación de la ley más de 200 millones de pesos.

Esa tasa se elevará al 2,25% en casos de fortunas entre 300 y 400 millones de pesos, al 2,50% entre 400 y 600 millones y al 2,75% 600 a 800 millones.

La tasa subirá al 3% cuando los patrimonios oscilen entre 800 y 1500 millones, al 3,25% para fortunas de 1500 millones de pesos a 3000 millones, y a partir de esa cifra será del 3,5%.

Fija también que por el total de bienes en el exterior se tributará un recargo del 50% sobre la alícuota que le correspondería, pero si la persona trae el 30% de sus tenencias financieras que tienen declaradas afuera el diferencial se elimina y paga por todo como si lo tuvieran en el país.