Cristina Kirchner criticó que el Estado pague la devaluación de las empresas y advirtió que otras podrían exigir lo mismo

Cristina Kirchner rechazó la decisión de que el Estado absorba parte del pago extra a las gasíferas para que no pierdan contra la megadevaluación.

Cristina Kirchner criticó que el Estado pague la devaluación de las empresas y advirtió que otras podrían exigir lo mismo

Luego de fuertes críticas a la decisión del Gobierno de compensar a las distribuidoras y productoras de gas por la devaluación, el Ejecutivo resolvió dar marcha atrás, y ahora informó que el Estado y las empresas se dividirán el aumento retroactivo extra previsto por la resolución 20/2018.

La decisión del oficialismo llegó pocas horas antes de que el Senado iniciara una sesión en la que se iban a debatir una serie de proyectos de ley que habían sido presentados por legisladores opositores para frenar el aumento que iba a ser financiado en 24 cuotas.

En esa línea, la ex presidente Cristina Kirchner, una de las senadoras que había llevado una iniciativa para frenar la compensación a las distribuidoras, también criticó la decisión del Gobierno de dividir el costo de la devaluación en los balances de las empresas entre el Estado y las compañías distribuidoras y productoras de gas.

“¿Quién piensa que es el Estado? ¿Quién va a sacar la plata del bolsillo? ¿Macri, Iguacel? ¿O la van a sacar de recursos públicos?”

Primero lo hizo en una serie de mensajes en su cuenta de Twitter, en los que aseguró que “acabo de leer la noticia acerca de que el Estado se haría cargo de una parte de la rentabilidad de las empresas en materia de tarifas de gas, por el impacto que tuvieron en sus balances por la devaluación. De Guatemala a guatepeor”. “Ahora van a destinar recursos públicos, o sea impuestos que pagamos todos y todas, para que las millonarias cifras de ganancias en dólares que las empresas lograron por los tarifazos no disminuyan por la devaluación”, agregó.

LEER MÁS: Intendentes peronistas exigen que no se pague el aumento de gas

Fue en la misma sintonía que pronunció su discurso en el Senado, donde afirmó que “durante más de un mes los que producen gas discutieron con los que distribuyen quién se hacía cargo del impacto que había tenido en sus balances. Iguacel tomó la decisión que se hicieran cargo los usuarios. Terminamos en esto de hoy. Y escucho que los usuarios no se van a hacer cargo. ¿Quién piensa que es el Estado? ¿Quién va a sacar la plata del bolsillo? ¿Macri, Iguacel? ¿O la van a sacar de recursos públicos?”.

“El Estado se va a tener que hacer cargo con recursos públicos de pagar esto, no me parece justo”

“El Estado también son los usuarios, que en todos los sectores, los más humildes, las clases medias, las pymes, se tuvieron que hacer cargo de los costos de la devaluación que impactó en los precios de los alimentos, de las prepagas, de los colegios, inclusive grandes empresas que tuvieron pérdida en los balances”, agregó la ex mandataria.

Al respecto, opinó que “el Estado se va a tener que hacer cargo con recursos públicos de pagar esto, no me parece justo, no me parece equitativo, y me pondría a pensar en la legalidad y los antecedentes de aplicar recursos públicos para equilibrar balances de compañías privadas”.

“Cuando otra empresa demuestre que la devaluación tuvo impacto en sus balances o en su patrimonio, va a demandar una reparación similar”

“Pensémoslo también no solamente para sacarnos de apuro las cosas de encima y decir ‘lo paga el Estado’. Se va a sentar el precedente legal de que el Estado va a pagar el impacto que tuvo la devaluación. Luego, cuando otra empresa demuestre que la devaluación tuvo impacto en sus balances o en su patrimonio, va a demandar una reparación similar. Pensemos no solo en empresas pymes o nacionales, pensemos en empresas extranjeras, en bancos, y si no se les hace lugar en argentina, terminan en el CIADI y colocamos al presupuesto y al patrimonio del Estado en una situación como las que ya ha atravesado en otras situaciones”, explicó Cristina Kirchner.

En ese sentido, la senadora concluyó que “destaco la intención dialoguista para solucionar los problemas pero no agravemos un problema con algo que parece solución y va a colocar al Estado va a quedar sujeto por la teoría de los propios actos del Estado nacional”.