Cristina se metió en la campaña bonaerense y apuntó contra María Eugenia Vidal

La precandidata a vicepresidenta por el Frente de Todos habló en apoyo de Axel Kicillof. Acusó a la actual gobernadora de hablar "disparates"

Cristina se metió en la campaña bonaerense y apuntó contra María Eugenia Vidal

La ex presidenta Cristina Kirchner cargó contra la gobernadora María Eugenia Vidal, a quien acusó de decir “un disparate total” sobre las causas de la alta desocupación en la provincia de Buenos Aires.

Cristina habló en la presentación de su libro, Sinceramente, en Mar del Plata. El evento formó parte de un intento de reforzar la campaña de Axel Kicillof, quien formó parte de la audiencia.

En una mención sobre la actual gobernadora, relacionada con una entrevista reciente realizada por los periodistas Ernesto Tenembaum y María 0’Donell, Cristina no ahorró críticas.

“Me impresionó mucho algo en ese video: veo por primera vez que los periodistas repreguntan. Y, la verdad, debería ser la constante”, arrancó.

Y continuó: “Lo que me impresionó fue la respuesta (de Vidal) frente al tema de la desocupación: que la gobernadora dijera que la desocupación aumentó porque creció la población“.

“La tesis sería: nació más gente, va a haber más desocupación. Es un disparate total”, disparó.

“Creo que lo dijo para salir del paso o, si la asesoraron mal, estamos en un grave problema”, evaluó la actual senadora.

“Fui dos veces presidenta de la república argentina. La provincia de buenos aires es un país dentro de otro país. Un tercio del PBI se produce aquí, casi el 39% de la población vive aquí”, remarcó.

“Fijate la importancia de tener alguien al frente de esta provincia que tenga la visión macroeconómica”, dijo, en claro guiño al exministro de Economía Axel Kicillof, hoy rival de Vidal.

Por otra parte, Cristina sugirió una diferencia entre la performance mediática de María Eugenia Vidal y su gestión de gobierno.

“Más allá de los coacheos que tienen algunos candidatos, que es evidente, el problema viene después, cuando tenés que gobernar. Y ahí no hay coacheo que valga”, afirmó.

En un pasaje de su charla, Cristina habló sobre la crisis del consumo actual y lo comparó con cómo “rebosaba” durante su tiempo en la Casa Rosada.

La ex presidenta introdujo el tema con una anécdota: “Tuve una cena con un industrial muy importante, de una multinacional muy importante de alimentos”. Enseguida señalo que le preguntó -por interés sociológico- por qué apoyaron la llega de Mauricio Macri cuando “se cansaron de ganar plata” con su Gobierno.

“Y no me dijo nada. La verdad es que hay mucho prejuicio, sobre todo en el empresariado”, evaluó.

“Si uno mira los balances de las empresas, si una mira su desarrollo económico, cuando más dinero ganaron, cuando más crecieron, fue en el marco de los gobiernos que podríamos llamar populares. En donde hay consumo, en donde –bueno- hay capitalismo”, continuó.

Y remarcó: “Dónde hay capitalismo”

Cristina mencionó que ahora a Axel Kicillof ‘lo acusan de soviético’, en referencia a los dichos del macrista Miguel Ángel Pichetto. Y retrucó: “Estos (el actual Gobierno) son soviéticos”.

“¿Alguien vio la película Good bye Lenin? Iban a esos lugares en la Unión Soviética donde compraban y no había marcas, había dos o tres tarritos y podías llevarte nada más que uno. Y un cachito de carne y nada más, porque la ración era tanto de carne, tanto de azúcar, tanto de harina”, ejemplificó.

“Ahora va la gente y te dice ‘me da 100 pesos de carne, 30 de pan’. Ahora está racionada la gente. Esto es un régimen no capitalista, donde la gente no puede comprar lo que quiere ni la cantidad que quiere”.

“Durante nuestra gestión, los supermercados rebosaban de mercaderías todas de primeras marcas. Vos podías elegir si te llevabas esta gaseosa o aquella. Ahora, aparecen y proliferan marcas que nadie: la pindonga, el cuchuflito… Y hasta te venden productos que dicen ‘producto lácteo’ en lugar de leche. ¡Qué es esto! ¿Esto es capitalismo?: no, no, no. Capitalismo era cuando estaba Axel de ministro de Economía, cuando la gente compraba y consumía”, remarcó.

“La gente quiere poder vivir bien. Tener buena vida, poder disfrutar. La vida no puede ser solamente levantarte a las seis de la mañana, trabajar hasta las doce de la noche y que no te alcance para nada. Y pero todavía, ni siquiera tener la posibilidad de trabajar todo el día porque no tenés trabajo”, concluyó.