Hernán Lacunza advirtió que “no hay tiempo que perder” para iniciar una negociación con los acreedores

El ministro de Hacienda reiteró que “la Argentina tiene que encarar una conversación sincera”. Además, destacó el sobrecumplimiento de las metas fiscales.

Hernán Lacunza advirtió que “no hay tiempo que perder” para iniciar una negociación con los acreedores


El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, advirtió este martes que “no hay tiempo que perder” para iniciar una renegociación con los acreedores y avanzar así en el reperfilamiento de la deuda de mediano y largo plazo.

Cuando digo que no hay tiempo para perder es porque, gane quién gane, la Argentina tiene que encarar una conversación sincera y amigable, voluntaria con sus acreedores para tener esa sustentabilidad, ese programa de deuda sustentable en el tiempo y recuperar crédito voluntario”, manifestó.

Y adelantó que, más allá del resultado electoral, el próximo presidente “va a tener la cooperación de estos funcionarios para encarar cualquier negociación de buena fe, porque no hay tiempo para perder”.

LEER MÁS: El INDEC dirá cuanto fue la inflación del mes

“Lo que tiene que conseguir la Argentina es recobrar acceso al mercado voluntario de deuda porque ningún país puede vivir un año y medio pagando todos los compromisos de deuda de manera sostenible, porque ningún país lo hace, se refinancian al menos los vencimientos”, agregó.

Sobre las condiciones para “reperfilar” los próximos vencimientos de deuda, Lacunza aclaró que dependerá de las negociaciones, pero recordó que el Gobierno nacional presentó en el Congreso un proyecto de ley que incorpora el uso de las cláusulas colectivas para los títulos bajo ley local con el objetivo de evitar que “haya oportunistas o la aparición de buitres que no quieren negociar”.

Consultado sobre las críticas del candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, sobre el uso de los dólares que prestó el Fondo Monetario Internacional​ (FMI), Lacunza indicó que “no hay ninguna asociación entre el préstamo del Fondo y la fuga de capitales”.

“El dinero prestado por el fondo se usó para pagar, el 90 por ciento del mismo, para pagar servicios de deuda”, insistió.  Y seguido manifestó que desconoce “qué asidero” tienen los planteos de Fernández pero, remarcó, “si hay algo de eso hay que investigarlo”.

También durante la conferencia de prensa que brindó, el ministro de Hacienda negó que se estén evaluando nuevos esquemas de control cambiario. “No estamos revisando las medidas de control del mercado de cambios. Nosotros tenemos una posición: cuando tomamos una decisión, la comunicamos, no especulamos con eso. Así que no hay ninguna medida en el tapete por comunicar, por anunciar”.

Además, indicó este martes que el superávit fiscal ascendió a 23.000 millones de pesos en los primeros nueve meses del año y que los números confirman el “sobrecumplimiento” de las metas impuestas por el FMI para liberar los fondos del crédito por 56.300 millones de dólares.

“El sobrecumplimiento acumulado en los 9 meses es de más de 25.000 millones de pesos”, calculó el titular de la cartera económica al brindar una conferencia de prensa.

El funcionario remarcó que los números sobre la evolución de las cuentas públicas ponen en evidencia “la conducta fiscal responsable que ha tenido este gobierno”. Lacunza realizó esas declaraciones al presentar el informe correspondiente a septiembre y en la antesala de las nuevas negociaciones que mantendrá en Washington con los representantes del FMI para insistir con el pedido para que se libere el próximo desembolso por U$S5.400 millones.

“Si hacemos una mirada panorámica que contraste con años anteriores, porque a veces se menciona la estacionalidad de las cuentas públicas, se ve que la trayectoria del año 2019 se ubica en el rango entre 2010 y 2011, que 2011 terminó con un déficit de medio punto del producto, que es la meta para este año. Esta trayectoria está demostrando que estamos en el sendero de cumplimiento”, insistió.

Sobre el resultado fiscal de septiembre, Lacunza indicó que hubo “ingresos totales creciendo por encima de los gastos primarios, con una diferencia de tres puntos porcentuales”.

“Lo destacable es un resultado primario deficitario de 25.368 millones de pesos, en comparación con el mismo mes del año anterior,que en términos reales es menor al del año anterior dada la inflación acumulada en 12 meses”, detalló.

Y remarcó: “Aquí el dato destacable es la reversión del resultado primario, deficitario en los primeros nueve meses de 2018. Ahora tenemos un superávit de 22.832 millones de pesos, que revierte el déficit que era de 1% del producto en los primeros meses del 2018, por un superávit de 0,1% de producto, o sea una reversión de 1.2%”.

Lacunza se reunirá el jueves en Washington con sus pares y presidentes de Bancos Centrales del G20, y el viernes será el turno del encuentro con la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, y el primer subdirector gerente del organismo, David Lipton.