La Bolsa porteña retrocede 5% por el ajuste de precios que forzó el coronavirus

Aunque Wall Street exhibe una mejora promedio de 0,4%, el bajó de las cotizaciones de lunes y martes golpea en la plaza local, después de los feriados de Carnaval. Los ADR recuperan 1% en dólares

La Bolsa porteña retrocede 5% por el drástico ajuste de precios que forzó el coronavirus

Después de dos días de feriado por los festejos de Carnaval, el adverso clima financiero en el exterior no deja tiempo para reponerse de la resaca en el plano local. Mientras transcurrió el receso en Argentina, los inversores globales huyeron de las acciones, en momentos en que un aumento en los casos de coronavirus fuera de China intensificó los temores a una prolongada desaceleración económica mundial.

El índice Dow Jones de Wall Street acumuló una pérdida promedio de 6,6% en dos ruedas, para quedar cerca de los 27.000 puntos, un nivel similar al de comienzos de noviembre. En ese escenario, los activos argentinos que se negocian en el exterior acompañaron la tendencia, con una caída de 8% en dólares en promedio para las acciones, y algo más acotada, en torno al 2% para los títulos públicos.

Por ello, el índice S&P Merval de ByMA (Bolsas y Mercados Argentinos) se ajustó en el tramo inicial de las operaciones a ese sacudón que padecieron las valuaciones financieras en el mercado internacional, con una pérdida de 6%, que al promediar la rueda se atenuó a un 5,4%, en los 36.534 enteros.

Este miércoles, los ADR argentinos se reponen en torno a un 1% en dólares, con YPF a la cabeza (+1,8%), gracias a una mejora de 0,4% en los principales indicadores de las bolsas de Nueva York.

Vale señalar que el ADR de YPF había sumado una pérdida de 11,5% en dólares en las dos ruedas previas, cuando cedió a USD 8,50 y quedó cerca de su mínimo histórico, de USD 8,13 del pasado 3 de septiembre. Esa dinámica bajista se plasmó también en los papeles bancarios, con una pérdida promedio el 8% en dólares.

“Mientras el volumen siga bajo con pausa de precios, las compras deberían motivarnos. Cuando aumente el volumen y los precios suban tendremos la señal de largada, pero si ocurre lo contrario, sube el volumen con precios en baja, es que retrocedemos”, puntualizó Jorge Fedio, analista técnico de Clave Bursátil.

“Tras las fuertes caídas en los mercados financieros globales los primeros dos días de esta semana debido a las noticias del coronavirus en Asia y Europa, los activos emergentes quedaron expuestos a sufrir ciertas salidas de capitales”, indicó un informe de Portfolio Personal Inversiones.

Por otra parte, ante el amplio retroceso de las cotizaciones en dólares, el ajuste de las cotizaciones de acciones y bonos podría plasmarse en próximas ruedas en un alza del dólar implícito en la operatoria bursátil, el “contado con liquidación”, aún debajo de los 81 pesos, cuando llegó a superar los 86 pesos a fines de enero.

En Argentina, la incertidumbre financiera internacional se complementa con las novedades acerca de la renegociación de la deuda soberana, una pulseada que puede añadir más argumentos para la aversión al riesgo que pesa sobre los papeles públicos y privados.

La expansión del coronavirus fuera de China -con focos en Italia, Corea del Sur, Brasil e Irán- inquietó a los fondos de inversión, que buscaron refugio en la deuda pública de países como Estados Unidos y Alemania. Esta creciente demanda por bonos del Tesoro de los EEUU, considerado un activo seguro, incidió en el descenso de la tasa de retorno de estos títulos, ahora en 1,345% para la emisión a 10 años. El martes la tasa del T-bond a 10 años tocó un mínimo histórico de 1,32% anual.

Como el Riesgo País de JP Morgan mide la brecha de tasas de los Treasuries y las emisiones soberanas emergentes, este indicador sube en la semana 2% para la Argentina, para quedar cerca de los 2.100 puntos.

“El avance del coronavirus fue el centro de atención en el ámbito internacional afectando fuertemente a los principales mercados y opacando la buena temporada de resultados de las empresas norteamericanas”, refirió el Grupo SBS en un informe.