Macri defendió su gestión económica pero evitó profundizar en los números rojos

El Presidente dividió su alocución en seis ejes y señaló que durante su Gobierno sentó "las bases" para que la próxima administración pueda "volver a crecer".

Macri defendió su gestión económica pero evitó profundizar en los números rojos

El presidente Mauricio Macri defendió en su primera cadena nacional, a días de dejar el poder, su gestión económica y aunque hizo hincapié en “las bases” que le deja al Gobierno de Alberto Fernández, evitó profundizar en los números rojos.

“No me voy satisfecho con el crecimiento, ni la lucha contra la pobreza. En 2015 enfrentamos una situación delicada y en dos años tuvimos éxito pero en 2017 nos pusimos en una situación frágil con la sequía y la falta de financiamiento entramos en una crisis de la que no pudimos recuperarnos”, admitió, en un mensaje grabado en la Casa Rosada.

Además, agregó que “la economía empezaba a despertarse, creció 2 por ciento en julio, pero después vinieron los resultados de las PASO y por el miedo de los argentinos que salieron a vender sus pesos y todo esto nos hizo retroceder varios casilleros”.

A pesar de estos resultados, trabajamos mucho para ordenar nuestra economía y una parte de ese camino está hecho. El próximo Gobierno se va a poder apoyar en las reformas para volver a crecer”, destacó.

“Reservas, superávit comercial, equilibrio fiscal, equilibrio externo, dólar competitivo, energía recuperada, menos gasto y menos impuestos: todo esto que tenemos ahora, y que no teníamos en 2015, son cimientos importantes para una economía sólida que quiere crecer”, enumeró Macri.

A través del decreto 815/2019, publicado este jueves en el Boletín Oficial, el jefe de Estado dispuso que “el Poder Ejecutivo Nacional, previo a la finalización del mandato presidencial establecido en el artículo 90 de la Constitución Nacional, deberá informar a la ciudadanía sobre el estado de la Nación resultante de los cuatro años de gestión”.

“Durante estos años muchísimas personas me pidieron que hiciera una cadena nacional contando como había recibido el país. Me pareció más constructivo hacerlo hoy y mostrar el país en donde estamos parados, porque el país es más diferente del que encontramos hace cuatro años”, expresó el mandatario.

“Hubo muchas dificultades que no pudimos resolver”, indicó Macri y lamentó “no” haber podido “recuperar” a la Argentina “de la crisis económica que empezó hace un año y medio”.

Además, destacó: “Es la primera vez que un Gobierno no peronista y con minoría en ambas cámaras está terminando su mandato y esto no es un logro del Gobierno, es un logro de todos los argentinos”.

El Presidente saliente se explayó en seis ejes que rigieron su gestión: energía e infraestructura, cultura del poder y calidad democrática, desarrollo humano, vínculo con el mundo, narcotráfico e inseguridad y desequilibrios económicos.

Sobre el primer punto, el jefe de Estado manifestó: “Recibimos un país sin energía e infraestructura vieja. La energía estaba en una situación dramática, sin energía y con cortes de luz.Todos esos problemas están arreglados. Dejamos un país con más energía y en marcha. Pusimos en movimiento Vaca muerta que estaba casi paralizada y su producción se multiplicó por cuatro”.

“En infraestructura, activamos un plan ambicioso en todo el país. Terminamos 700 km de autopistas y dejamos 1.600 km en marcha. Y 16.000 km de rutas nacionales pavimentadas y mejoradas. Además, hicimos 10 corredores nuevos de Metrobús y mejoramos vagones y más de 100 estaciones”, describió Macri.

Al hablar de cultura de poder y calidad democrática, Macri señaló que “ser presidente fue un honor y una responsabilidad inmensa, intente resolver todos los problemas, los más nuevos y los más antiguos y cuando me equivoqué intenté volver a atrás”. “Ya no hay lugar para liderazgos mesiánicos”, agregó.

“Transformamos la cultura del poder y vivimos cuatro años de libertad total de expresión y de prensa. Además, en estos años el presupuesto de publicidad oficial bajó un 70%”, destacó. En tanto, se mostró “orgulloso” de la mejora en la Justicia y mencionó avances como el nuevo Código Procesal Penal, la ley del Arrepentido y la ley de Flagrancia.

“Cuando llegamos encontramos un Estado sin información ni estadísticas. Hoy tenemos un Estado más eficaz, con información pública y estadísticas confiables, más tecnología y ejecución, que usa mejor la plata de los argentinos y es mucho más transparente“, indicó y valoró el federalismo y la distribución de fondos a todos las provincias “independientemente del color político”.

Respecto al futuro político, Macri sostuvo esta noche que va a “demostrar desde la semana que viene que se puede hacer una oposición de una manera constructiva, siempre pensando que es lo mejor para los argentinos”.

En materia internacional, destacó que su Gobierno dejó “una Argentina integrada al mundo, con un Mercosur más fuerte, y dejamos acuerdos comerciales importantes, con la Unión Europea y otros países”.

Sobre el eje Desarrollo Humano, Macri insistió en la protección social llevada a cabo por su Gobierno y la definió como “una política de Estado en la Argentina”. “Nuestro principal esfuerzo en estos años fue hacer que los planes sean puentes hacia el empleo y que cada familia tenga relación directa con el Estado, sin intermediarios ni clientelismo”, dijo.

Destacó reformas en la educación pública, la puesta en marcha de las Pruebas Aprender, el primer plan integral de igualdad y leyes “que cuidan mejor a las víctimas de violencia de género”.

En cuanto a la seguridad, lucha contra el delito y el narcotráfico, el mandatario señaló que “hoy las fuerzas federales son ordenadas y profesionales, respetadas por la sociedad y respetuosas de la ley”. Además, describió que bajaron más de un 30% los homicidios, “ya casi no hay más secuestros, y hay menos denuncias de robos y tuvimos récords históricos de incautaciones de droga”.

“Este fue el honor más grande de mi vida y me siento bendecido por su cariño y su confianza. El futuro de los argentinos depende ni más ni menos que de todos los argentinos. Cada uno desde el lugar que decida estar. El sueño de esta Argentina que empezamos a construir juntos no se termina hoy ni nunca”, cerró el Presidente, su mensaje grabado.