sábado, marzo 2, 2024
29.4 C
Buenos Aires

Manteros: Crecio un 128% la ocupación en el conurbano

La venta ambulante se incrementó de manera exponencial en el conurbano bonaerense debido a los desalojos en Capital Federal, la CAME advierte sobre el impacto en el comercio regular.

Recomendadas

Debido al gran operativo de desmantelación de los manteros en la capital federal por parte del gobierno de la ciudad, los manteros se ven obligados a desplazarse por ejemplo hacia el conurbano.

La venta ambulante en el conurbano bonaerense creció un 128 por ciento con 9.603 trabajadores en distintos municipios de la provincia de Buenos Aires.

Los datos estadísticos provienen de un relevamiento de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa que indica que durante el primer semestre de 2017 había 4.209 puestos de manteros en el Gran Buenos Aires, por lo que hoy son más del doble, alcanzando niveles que el sector no tenía desde finales de 2015.

Estos más de 9.600 vendedores representan el 50 por ciento de los casi 19.300 que existen a lo largo del país, es decir que uno de cada dos puesteros están instalados en el Conurbano, según publicó Diario Popular.

La actividad durante en el 2016 se redujo a unos 3000 manteros y otros 2000 en el 2017. Actualmente el número actual es de 5000 manteros debido a la gran migracion desde capital federal hacia el conurbano.

Se explica también que el incremento del número de manteros se potenció tras los desalojos en algunos sectores de Capital Federal como Once y Liniers, por lo ocurrido en la feria La Salada de Lomas de Zamora, así como el cierre de muchos comercios que atravesaban dificultades económicas.

Al respecto, desde la CAME consideraron a este aumento “preocupante para el comercio formal”, debido a que “termina destruyendo puestos de trabajo genuinos”, pero en Vendedores Libres, la entidad que agrupa a los manteros, plantearon que “la solución es reconocer al vendedor como alguien que vive de eso, hacer un censo y distribuir a todos en diferentes cuadras con un permiso”.

Pedro Cascales, vocero de la entidad, dijo que “al comercio formal le quita venta, porque un negocio paga de impuestos un 42 por ciento de lo que recauda. Y esto te produce una competencia desleal, sumado a una caída de la venta”.

 

- Publicidad -

Últimas noticias