Marcos Galperin dejó de ser CEO y presidente de Mercado Libre en Argentina 

Así se publicó en el Boletín Oficial. En la compañía, sin embargo, aseguran que es un “procedimiento habitual” y que el el fundador seguirá al frente de la empresa argentina de mayor valor de mercado

Marcos Galperin dejó de ser CEO y presidente de Mercado Libre en Argentina 

Marcos Galperin deja de ser CEO y presidente de Mercado Libre en la Argentina y lo reemplaza un ejecutivo brasileño. Así se publicó en el Boletín Oficial local hoy.

En la compañía, sin embargo, aseguran que es un “procedimiento habitual” y que el fundador seguirá al frente de la empresa argentina de mayor valor de mercado. O sea, a nivel regional se mantiene en su cargo como cabeza del grupo. “Es solo para Argentina, cada país tiene un directorio diferente”, aclararon en la empresa.

Lo reemplazará Stelleo Passos Tolda, en ejecutivo brasileño quien hasta hoy era COO de la empresa. Tolda además, maneja el negocio en Brasil, país que aporta más del 60% de los ingresos de la compañía. También forma parte del directorio de Hotel Urbano Viagens e Turismo y, como Galperin, estudió en la Universidad de Stanford, en EEUU.

El texto del Boletín Ofical:

“Se hace saber que por Acta de Reunión de Socios del 04.02.2020, se resolvió (i) aprobar la renuncia del Sr. Marcos E. Galperin como gerente titular y Presidente y del Sr. Pedro Dornelles Arnt a su cargo como Vicepresidente; (ii) designar al Sr. Stelleo Passos Tolda como gerente titular y Presidente; (iii) asignar el cargo de Vicepresidente al Sr. Osvaldo Rafael Giménez; (iv) aprobar la distribución de cargos de la gerencia, quedando compuesta de la siguiente manera: Presidente: Stelleo Passos Tolda; Vicepresidente: Osvaldo Rafael Giménez; Gerentes Titulares: Pedro Dornelles Arnt, Marcelo Daniel Melamud, Juan Martín de la Serna, Martín Ramón Lawson, Daniel Rabinovich, Hernán Jacobo Cohen Imach, María Paula Arregui, Ramiro Javier Cormenzana, Sebastián Luis Fernández Silva, Carlos Martín de los Santos, Herán Di Chello, Gerardo Gabriel Loureiro, German Spataro, Ariel Szarfsztejn y Guillermo Schmiegelow”.

Galperin coquetea desde siempre con su retiro. Amaga todos los años con que deja la compañía y tiene a muchos debajo de él creyendo que son los ‘sucesores naturales’; varios de ellos están mencionados en el párrafo de arriba.

Marcos Galperin en 1998 con algunos de los primeros empleados de “Meli”. Desde entonces es presidente y CEO. De la Serna, nuevo responsable local, el primero desde la izquierda

“No quiero tener 60 y seguir acá. Lo dije a muchos y me di cuenta de que me equivoqué. Ya no digo más cuándo me retiro. ¿Por qué no me voy a retirar a los 45? No me veo haciéndolo. Es muy difícil que me vaya a hacer otra cosa al mundo privado: no hay nada más interesante que lo que estoy haciendo”, le dijo al autor de esta nota para el libro Los nuevos reyes argentinos (Paidós, 2017).

“Realmente creo que MercadoLibre, con MercadoPago, puede ser uno de los jugadores más importantes del mundo financiero en América Latina. Mi generación dentro de la empresa tendría que poder resolver cómo encaminar más la parte de logística y los envíos. Nunca estoy satisfecho. Por suerte, la gente a mi alrededor, tampoco. Pero no quiero tener 60 años y decir ‘lo único que hice fue Mercado Libre’. También lo tomo como un desafío; dar un paso al costado y que la empresa crezca diez veces sin mí sería genial”, aseguró. Igual, no se va.

Muy cercano a Mauricio Macri –fue fiscal de mesa en las elecciones generales para Cambiemos–, Galperín quedó en el ojo de la tormenta cuando se convirtió en el primer empresario en visitar a Alberto Fernández dos días después de las PASO. Antes, el año pasado, había tenido cruces por redes sociales con el dirigente Juan Grabois y con el titular de La Bancaria, Sergio Palazzo, por el encuadre gremial de los trabajadores fintech de Mercado Pago. También tuvo una disputa sindical con los Moyano por la situación de los empleados del nuevo centro de distribución del Mercado Central. Esa puja la ganó.

Un comunicado posterior de la empresa confirmó que Galperin continúa siendo el CEO de Mercado Libre Inc y se mantiene como presidente a nivel regional. “Es un cambio interno en la operación local, lo que significa que sus responsabilidades en la región se mantienen inalteradas”, dijo la empresa, que aclaró adicionalmente que Galperín sí dejara de formar parte del directorio de la firma en la Argentina, igual que Pedro Arnt, que deja la vicepresidencia de la operación local.

Como presidente del Grupo en Argentina asume Juan Martín de la Serna, cargo que ya había ocupado. De la Serna es miembro del grupo fundador de la empresa fundador y se desempeñó en distintas actividades dentro de la compañía. Entre 2004 y 2012 lideró Mercado Libre Argentina y, entre 2007 y 2012, supervisó además las nuevas operaciones de la compañía en 7 países de Latinoamérica.

En los últimos días la empresa fue noticia por múltiples factores. Primero, el fiscal federal Guillermo Marijuan denunció a Marcos Galperin –fundador y CEO de la empresa que el año pasado cumplió dos décadas– y todo el directorio por presunta defraudación al Estado. El fiscal cree que la empresa podría haber accedido a información privilegiada, pero Mercado Libre desmiente todo.

Algunas horas más tarde, los cuatro bancos privados más grandes del país lanzaron una app conjunta para transferencias y pagos QR, uno de los negocios en los que reina por el momento Mercado Pago. La “guerra” entre las entidades financieras tradicionales y Galperin no es nueva, pero ahora hay causa común de parte de los gigantes del sector y le apuntan como nunca a los servicios de Mercado Libre. Un día después la acción de la empresa tocó su pico histórico (USD 710) y alcanzó un valor de mercado de USD 35.600 millones, casi 10 veces más que el market cap de YPF por estos días (unos USD 3.800 millones) y 35 veces más que lo que vale Despegar, otro de los “unicornios” que nacieron en en el país.

 

Esta semana, además, la empresa presentó su balance de 2019, que arrojó una pérdida de USD 172 millones justificada por el incremento en inversiones y un alza significativa de sus costos operativos. El déficit de la compañía en 2019 fue 4,7 veces más alto que en 2018 cuando alcanzó un rojo de USD 36,58 en su balance anual. Pese a una facturación de USD 2.296,31 millones en 2019, lo que significó un alza de 59% interanual, Mercado Libre informó pérdidas que se explican desde el fuerte incremento de sus costos operativos, que crecieron de USD 766,49 millones a USD 1.255,28 millones.