Mario Poli en el Tedeum del 25 de Mayo: “Es hora de ir a un gran pacto nacional”

En su homilía, el cardenal Mario Poli llamó a que en este año electoral se llegue a "un gran pacto nacional que deje de lado mezquinos intereses personales". Y sostuvo que "nuestra bendita democracia augura un horizonte mejor".

mario poli,

La convocatoria de Mario Poli en el Tedeum del 25 de Mayo: “Es hora de ir a un gran pacto nacional”

Al encabezar hoy el tradicional Tedeum del 25 de Mayo, el cardenal Mario Poli llamó a que en este año electoral se llegue a “un gran pacto nacional que deje de lado mezquinos intereses personales”. Y sostuvo que “nuestra bendita democracia augura un horizonte mejor”.

En este sentido, el arzobispo se refirió al mensaje que pronunció el Sumo Pontífice durante la última Jornada Mundial por la Paz y repitió los tres principios que deben guiar la política, enumerados siempre por Francisco: “La unidad prevalece sobre el conflicto, el todo es más importante que la parte y la realidad supera los ideales”.

“La proyección social de las enseñanzas de Dios no estuvo ausente en los comienzos de nuestro país”, sostuvo al recordar el verdadero sentido de la realización del Tedeum que se realiza cada 25 de Mayo en nuestro país.

“El verdadero poder es el servicio a los demás”, agregó el Arzobispo de Buenos Aires en la Catedral. Y recordó las palabras que pronunció su antecesor, el actual papa Francisco: “Bergoglio decía que el poder sólo tiene sentido si está al servicio del bien común”.

“La política puede convertirse en un instrumento de destrucción”

expresó durante su homilía. Y sugirió que en este año electoral “nuestra bendita democracia augura un horizonte mejor”.

Mario Poli interpeló a la dirigencia recordando que “la buena política respeta los derechos humanos fundamentales”. Además, sugirió que “es el momento de un gran pacto nacional que deje de lado mezquinos intereses personales”.

De la ceremonia de acción de gracias participan también los integrantes del gabinete nacional y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, además de otras autoridades nacionales y de la Ciudad. Los mandatarios asisten acompañados por sus esposas.

El cardenal Poli regresó hace unos días de la visita ‘ad limina’ a Roma, donde la totalidad de los obispos argentinos se reunieron con el papa Francisco.