El Papa Francisco pidió la condonación de la deuda de los países más pobres por la crisis del coronavirus

El sumo Pontífice pidió ayuda para los más débiles durante la misa del Domingo de Resurrección e instó a buscar “soluciones prácticas e inmediatas” para "facilitar la ayuda internacional a la población que sufre a causa de la grave coyuntura política, socioeconómica y sanitaria”.

El Papa Francisco pidió la condonación de la deuda de los países más pobres por la crisis del coronavirus

“Este no es el tiempo del egoísmo”,aseguró el papa Francisco en la misa del Domingo de Resurrección en una Basílica de San Pedro vacía por las restricciones ante la emergencia provocada por el coronavirus.

Y haciendo foco en los más necesitados pidió a todos los países que afronten la pandemia unidos. Así sugirió que una buena manera de ayudar es “reduciendo, o incluso condonando, la deuda que pesa en los presupuestos de los países más pobres”.

El Pontífice insitió:

“Este no es el tiempo de la indiferencia porque el mundo entero sufre y debe unirse contra la pandemia”

En su mensaje pascual, además, pidió que se “permita alcanzar soluciones prácticas e inmediatas en Venezuela, orientadas a facilitar la ayuda internacional a la población que sufre a causa de la grave coyuntura política, socioeconómica y sanitaria”.

Además, pidió que se “relajen” las sanciones internacionales de los países afectados, “que les impiden ofrecer a los propios ciudadanos una ayuda adecuada a las grandes necesidades del momento. “Que Jesús resucitado conceda esperanza a todos los pobres, a quienes viven en las periferias, a los prófugos y a los que no tienen un hogar”, dijo.