domingo, abril 21, 2024
21.3 C
Buenos Aires

Piñera pidió la renuncia de su gabinete y promete sacar a los militares de las calles

Tras la impresionante movilización de ayer, prometió levantar los estadios de emergencia y modificar su gabinete.     

Recomendadas

Piñera pidió la renuncia de su gabinete y promete sacar a los militares de las calles


El presidente chileno, Sebastián Piñera, anunció que levantará todos los Estados de Emergencia a partir de las 24 de mañana, además de solicitarle a los ministros poner sus cargos a disposición, para poder nombrar un nuevo gabinete.

“En materia de seguridad ciudadana, nuestro Gobierno recurrió a los estados de Emergencia, que son los que permiten que nuestras fuerzas armadas colaboren con carabineros y la policía de investigación en el resguardo del orden público, en la protección de la seguridad ciudadana y la protección de derechos de nuestros compatriotas”, justificó, pero aclaró que comprendió el mensaje de la multitudinaria marcha de ayer.

“La marcha que todos vimos ayer, multitudinaria, alegre y pacífica, abre grandes caminos de futuro y esperanza. Todos hemos escuchado el mensaje, todos hemos cambiado, ahora tenemos que unir fuerzas para dar respuestas verdaderas, urgentes y responsables a esas demandas  sociales de todos los chilenos”, admitió. “Para avanzar en ese camino es fundamental también recuperar camino de la normalización institucional. Por esta razón, si las circunstancias lo permiten, es mi intención levantar todos los estados de emergencia a partir de las 34 horas del próximo domingo, de forma tal de poder contribuir a esa normalización que tanto quieren y merecen los chilenos”, anunció.

Y luego aseguró que habrá cambios de Gabinete. “Adicionalmente, he pedido a todos los ministros poner sus cargos a disposición para poder estructurar un nuevo Gabinete, para poder enfrentar estas nuevas demandas”, explicó.

Pidió “iniciar la próxima semana con plena normalidad institucional  y ciudadana y aunar todas las fuerzas para encausar esta demanda social” hacia un “Chile más solidario, atento, más humano y en paz”.

Antes, valoró las medidas adoptadas en medio del clima de tensión. “Nuestro gobierno ha enfrentado esta situación, cumpliendo su deber, con fuerza,  claridad y aplicando todos los instrumentos democráticos, legítimos y necesarios que la Constitución y la Ley nos otorga para poder restablecer el orden público, la seguridad  ciudadana y asegurarles a todos los chilenos el ejercicio de su libertad y de sus derechos”, aseguró el presidente de Chile en un mensaje televisado.

Señala: “Nuestro gobierno también se ha hecho cargo con voluntad y urgencia de atender el profundo mensaje que hemos escuchado de todos los chilenos y por eso le hemos propuesto al Congreso una profunda y exigente agenda social, que recoge muchos de los planteamientos más sentidos y significativos de nuestros compatriotas, de forma tal de avanzar con mayor urgencia y voluntad en una mejoría en las pensiones de nuestros adultos mayores, una mejoría en los ingresos de nuestros trabajadores; estabilizar el precio de servicios básicos, como la electricidad”.


Y apunta cuestiones de la agenda inmediata. “Pronto queremos avanzar también en el precio del agua y el precio del TAC  (Transporte Automotor de Cargas) en establecer mayor justicia territorial entre municipios, en reducir el precio de los medicamentos y en establecer un seguro para enfermedades catastróficas, en imponer mayores  impuestos a los sectores de mayores ingresos, reducir las dietas de los parlamentarios y también de los sueldos más altos de la administración pública”.

“Esta agenda social, que es amplia y profunda, requiere un enorme y exigente esfuerzo del Estado para poder financiarla. Esta agenda social está en pleno desarrollo y por eso pido encarecidamente al Congreso nacional que apruebe los proyectos, que apuntan a satisfacer necesidades muy urgentes y muy sentidas de nuestra clase media y de los sectores más vulnerables”, advirtió Piñera.

Cerca de un millón de personas protagonizaron este viernes en Santiago la demostración más imponente desde el regreso de la democracia en Chile y ratificaron sus demandas en favor de un programa de gobierno que consagre la justicia social y acabe con las desigualdades.

La manifestación se concretó ocho días después del inicio de una rebelión popular seguida de represión que dejó 19 muertos, cientos de heridos y más de 2.000 detenidos en ocho días y por la que el gobierno de Sebastián Piñera declaró el estado de emergencia e impuso el toque de queda por las noches en las grandes ciudades del país por varias jornadas consecutivas.

- Publicidad -

Últimas noticias