Sancor cerró cuatro de sus plantas y despidió a 500 trabajadores

Además, trascendíó que la empresa láctea cerrará otras dos usinas y otros mil operarios podrían quedar sin trabajo.

Sancor está atravesando el peor de sus crisis y está al borde de la quiebra, según detallaron desde el sector. En este marco, sus directivos decidieron llevar adelante un plan de reestructuración tras el cual debieron cerrar cuatro plantas, por lo que 500 trabajadores fueron despedidos.

Se trataría del primer paso para reducir de 15 a 9 establecimientos en operación  y disminuir la nómina de 4.000 a 2.500 trabajadores. Es por eso que, peligra el trabajo de otros mil operarios por el inminente cierre de otras dos usinas.

Según detallaron en la revista Nuestro Agro, las plantas cerradas fueron las de las localidades de Brinkman (depósito importante de quesos y acondicionamiento de materia prima para seleccionarla por calidad); Charlone (elabora roquefort); Moldes (queso pasta dura para exportación y mercado interno) y Centeno. Sus encargados recibieron el lunes por la tarde la orden en de no recibir materia prima y comenzarán a trabajar para desactivar las mismas.