viernes, diciembre 2, 2022
22 C
Buenos Aires

Sergio Massa: “Decidimos soltar un poquito las reservas para garantizarles a los argentinos la energía”

El ministro de Economía hizo referencia a la caída de los activos del Banco Central durante un acto en el que se puso en marcha la construcción del primer tramo del gasoducto Vaca Muerta

Recomendadas

El ministro de Economía Sergio Massa habló sobre el impacto que tuvo en las reservas del Banco Central la importación de energía, que implicaron USD 6.600 millones más de compras al exterior por este rubro en comparación con el año pasado, y dijo que la decisión del Gobierno fue “soltar un poquito más de reservas” para garantizar la provisión de suministro durante el invierno.

En un acto en la localidad bonaerense de Salliqueló junto al presidente Alberto Fernández en que se realizó la firma de los contratos de construcción del primer tramo del gasoducto de Vaca Muerta, el jefe del Palacio de Hacienda habló sobre las dificultades que afrontó a lo largo del año el BCRA para acumular divisas y cómo ese problema podría no haber existido si esa obra ya hubiese estado operativa.

“En estas horas que se discute tanto la situación de las reservas del Banco Central, yo quiero contarles cuál ha sido en términos de impacto el más importante, que ha sido la importación de energía”, introdujo.

Y agregó: “Gobernar es tomar decisiones y entre dejar salir un poco más de reservas o cortarle el gas y la luz a los argentinos, nuestra decisión fue soltar un poquito de reservas para garantizar la calefacción en casa, la computadora funcionando, las máquinas de nuestras empresas funcionando”.

“Cuando veíamos en la tapa de un diario de España la decisión de apagar vidrieras o en Francia apagar museos o monumentos y Alemania que salía de la ruta verde de transición energética y había vuelto al carbón, eso nos está describiendo el escenario en el que estamos viviendo”, dijo el ministro de Economía.

Un escenario que obliga a los que gobernamos a elegir. El primer tema para entender qué significa el gasoducto es pensar cómo nos hubiese ido este año si ya estuviese hecho. Si esos 11 millones de metros cúbicos por día que van a empezar a fluir desde Vaca Muerta hacia el corazón de la Argentina, hubiesen estado hoy al servicio de los argentinos”, se preguntó.

“Gobernar es elegir, decidir, optar. La guerra a todos los países le está costando en términos económicos y en términos energéticos. El precio se multiplicó hasta por diez veces depende de cada país”, continuó Massa.

“Nuestra decisión fue soltar un poco de reservas y garantizar a los argentinos que pudieran tener calefacción en casa, las máquinas funcionando en nuestras empresas y que nuestras cosechadoras y fábricas siguieran adelante”, apuntó. “Creíamos que era importante que ese ritmo de crecimiento de la Argentina no se detuviera. Que ese ritmo de generación de empleo que nos muestra que todos los meses 25 mil argentinos más entran al mercado de trabajo no se detenga”, continuó.

“Esos más de USD 4.100 millones que nos costó la guerra, con el gasoducto en su gran mayoría nos hubiésemos ahorrado. Eso es para entender la importancia estratégica de esta obra”, mencionó el jefe del Palacio de Hacienda.

“El Estado garantiza que tiene los fondos para la obra, esperamos que quienes tienen que hacerla cumplan con su parte del contrato y la entreguen en tiempo y forma. Eso nos va a permitir ahorrarnos entre 1.300 y 2.200 millones de dólares de importaciones”, continuó el funcionario.

“Esta obra son casi 10 mil puestos de trabajo. Nos aumenta además la producción en Vaca Muerta porque tenemos que llenar el gasoducto. Este esfuerzo se financia en parte con el aporte solidario extraordinario y nos tiene que servir para entender que hay obras que son estratégicas que tienen que ser política de Estado”, mencionó Massa.

La energía es uno de los cuatro grandes jugadores de la economía global junto con la agroindustria, la economía del conocimiento y minerales. Tenemos el enorme desafío de que esa cantidad infinita de recursos como país la transformemos en riqueza para nuestra nación y en trabajo para nuestra gente. No es solo poner orden en las cuentas sino dar una matriz de crecimiento y desarrollo”, concluyó el ministro.

El acto también contó con presencia de empresarios. En ese sentido, Marcelo Mindlin, presidente de Pampa Energía afirmo que “la construcción de este gasoducto es una decisión histórica que cambia la Argentina, ya que le permite transitar el camino a la autosuficiencia energética”.

“En los últimos 12 años, la Argentina importó gas y otros combustibles por 74 mil millones de dólares. Estamos convencidos que se debe incentivar la producción local que cobra en pesos, no demanda divisas y aparte genera actividad económica y más empleo en el país. Con el potencial que tiene Vaca Muerta, importar energía es como estar importando carne y cereales”, mencionó el ejecutivo.

Y agregó que “mientras que a los productores del exterior se les pagó un promedio de 12 dólares por millón de BTU, a los productores locales se les pagó tan solo un promedio de 2,7 dólares”.

Por su parte, Gustavo Gallino, director general del área Sur de Techint Ingeniería y Construcción aseguró que “este gasoducto permitirá a la Argentina sustituir importaciones y aumentar la producción de gas, como combustible protagonista de la transición energética, con el consecuente impacto positivo en la balanza comercial, la actividad y el empleo”.

“Desde Techint Ingeniería y Construcción, junto con Sacde, pondremos toda nuestra experiencia en grandes obras de infraestructura en general y en el tendido de ductos en particular, además de nuestra tecnología de avanzada, y nuestros equipos de trabajo para alcanzar rápidamente el pico de construcción y llegar al objetivo del invierno del 2023. La situación internacional nos pone como argentinos ante la responsabilidad de desarrollar nuestros recursos energéticos”, continuó.

“Sin embargo, esta misma situación internacional, con aumento de los costos logísticos y con disrupciones en algunas cadenas de suministro, representan grandes desafíos a la hora de abastecernos con equipamiento y materiales para el desarrollo de la obra en los exigentes plazos requeridos. Trabajaremos en varios frentes de trabajo en simultáneo y con plantas de doble junta, además de soldadura automática, para poder garantizar los desafiantes plazos previstos, con mejor productividad y calidad”, dijo Gallino.

El gasoducto debe ser un Proyecto País, tras el cual estemos todos encolumnados, trabajando en conjunto para la concreción de esta obra en tiempo y forma, que traerá muchos beneficios para la economía en su conjunto y para todos los argentinos”, concluyó el ejecutivo de Techint.

- Publicidad -

Últimas noticias