Trabajadores de Rappi, Glovo y Uber impulsan un nuevo sindicato: APP

La Asociación de Personal de Plataformas (APP) se convirtió en el primer sindicato de plataformas digitales del país y de América en pedir su inscripción formal para representar a los trabajadores del sector.

rappi,app, sindicato

Sindicato de las APP pidió la inscripción formal ante la Secretaría de Trabajo

Los trabajadores de aplicaciones se presentaron en la Secretaría de Trabajo para inscribir formalmente a la Asociación de Personal de Plataformas (APP), que sería el primer sindicato de plataformas digitales de América.

El sindicato busca organizar a los trabajadores que transportan productos y personas en el marco de las nuevas plataformas digitales. Por ejemplo, mediante UBER, Rappi y Glovo.

rappi,app, sindicato, glovo, uber

A raíz del paro que protagonizaron los repartidores de Rappi en julio de este año, los trabajadores comenzaron a reunirse y a discutir cómo mejorar sus condiciones de trabajo.

“Fuimos convocados a participar de las plataformas con consignas como sé tu propio jefe. Pero rápidamente comenzamos a darnos cuenta que las aplicaciones funcionaban gracias a nosotros, y no podíamos decidir nada. Y que lo mismo le sucedía a los de Glovo, a los de Uber, a todos los que trabajan para una plataforma”

A través de la creación del sindicato APP, los trabajadores plantearon que buscan “una forma de darle mayor legitimidad” a sus reclamos “en busca de mejoras”.

rappi,app, sindicato, glovo, uber

“Estas empresas deciden las tarifas, las comisiones y nos obligan a tributar por las operaciones comerciales por las que ellos son responsables. Trabajamos sin seguro de riesgos, sin salario fijo”

“No nos queremos ir. Sin embargo, somos pocos los que podemos aguantar más de unos meses trabajando así. Por eso fundamos un nuevo sindicato”, señalaron.

¿Qué dicen los creadores de Rappi?

Sebastián Mejía, uno de los tres cofundadores de Rappi, dijo ayer en diálogo con LA NACION que todo lo que paga el cliente va para los repartidores y que, en promedio, pueden ganar sueldos hasta 2,5 más elevados que el salario mínimo. “Los cierres de los salarios son diarios y en blanco. Todos cobran mediante transferencias a sus cuentas. No hay nada de precarización ni de esas historias que se cuentan”, aseguró. Por otro lado, dijo que trabaja con las autoridades para encontrar un marco legal que sea el mejor para la economía colaborativa.