viernes, septiembre 30, 2022
17.4 C
Buenos Aires

Tras la suba de retenciones, el Gobierno reabre las exportaciones de aceite y harina de soja

Con el nuevo esquema de retenciones el Gobierno espera recaudar cerca de USD 400 millones para controlar el precio del trigo.

Recomendadas

El Ministerio de Agricultura reabrió hoy el registro de Declaraciones Juradas de Venta al Exterior (DJVE) correspondientes a harina y aceite de soja, luego de que este sábado aumentara en dos puntos porcentuales los derechos de exportación de ambos productos.

La medida fue informada en un comunicado de la Subsecretaría de Mercados Agropecuarios y lleva la firma de su titular, Javier Preciado Patiño.

La vigencia de la reapertura es “a partir de las 00:00 hora del 21 de marzo de 2022”, indicó el comunicado oficial.

La reapertura del registro se da a conocer luego de la publicación del Decreto 131/2022, que modificó el esquema de retenciones de los productos derivados de la soja, como lo son el aceite y la harina, a partir de la quita del diferencial entre los productos industrializados y los sin procesar dentro del complejo sojero.

De esta manera, estos subproductos pasaron de tributar 31% al 33% en concepto de derechos de exportación, lo que implican dos puntos adicionales en la alícuota, hasta, por lo menos, el 31 de diciembre de este año.

En el mismo decreto, también se elevaron en un punto porcentual, hasta el 30%, los derechos de exportación del biodiesel.

La creación del fondo triguero

Los fondos que surjan del aumento de retenciones, estimados en unos USD 400 millones, serán destinados a conformar el Fondo de Estabilización del trigo argentino”. Este sábado, el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez, sostuvo que la suba de retenciones a los subproductos de la soja “no afectarán a los productores”.

“La verdad es que al productor ya se lo están descontando. Yo los que pido es que no joroben de vuelta al productor argentino. Ya al productor le están descontando el precio máximo, y este es un beneficio transitorio que se suspende”, expresó.

Y concluyó: “La administración de Alberto Fernández lo había otorgado en octubre de 2020. Es una suspensión transitoria para lograr la estabilización del precio del trigo a niveles pre bélicos y para que el trigo argentino no sea un producto que afecte a la mesa de todos los argentinos”.

- Publicidad -

Últimas noticias