viernes, mayo 7, 2021
9.3 C
Buenos Aires

500 adultos mayores hicieron una fiesta sin distancia ni barbijos y con aval del municipio

Una enfermera acudió a una urgencia por una descompensación y se encontró a todas las personas sin barbijo y con protocolos inexistentes. Según informaron, tenían la autorización del municipio local.

Recomendadas

En momentos donde el gobierno nacional anunció más restricciones para frenar el avance del coronavirus en el país y hacerle frente a las consecuencias que podría provocar la segunda ola, un evento masivo autorizado por el municipio de Crespo, Entre Rios,  desató una indignación generalizada no solo por la irresponsabilidad de sus autoridades sino porque el evento estaba dirigido a adultos mayores.

El hecho ocurrió este fin de semana en Crespo, Entre Ríos y convocó a 500 personas, un número que se asemeja más a una fiesta clandestina que a un evento cultural. Pero lo peor de todo es que el baile en cuestión se hizo en un lugar cerrado donde los invitados no usaban barbijo ni respetaban el distanciamiento social.

Mientras todo se desarrollaba con total normalidad, sin advertir de los peligros que genera compartir un espacio poco ventilado y con un importante grado de aerosoles en el ambiente, uno de los concurrentes se descompuso y los organizadores debieron llamar una ambulancia.

Al hacerse presente en el lugar, una enfermera se horrorizó por lo que estaba ocurriendo e hizo un extenso descargo en su cuenta de Facebook junto a una galería de fotos que mostraban el descontrol y la falta de cuidados sanitarios.

 

Lo más surrealista de todo es que desde la organización aseguraron que “en la pista de baile estaba permitido estar sin barbijos, porque generan hipoxia”. Y explicaron que la persona que tuvo que recibir atención médico “no estaba descompensada sino acalorada porque por decisión personal no se quiso sacar el barbijo en la pista”.

Incluso, desde el Grupo Coreográfico Edelweiss, que fueron los que hicieron bailar a los concurrentes al ritmo de la música alemana, adujeron que “a las dos horas (el hombre) volvió y quiso estar con nosotros”.

- Publicidad -

Últimas noticias