Alberto Fernández visitó una fábrica de barbijos en Quilmes

El máximo mandatario recorrió junto a Mayra Mendoza la planta Eslingar Delta Plus que produce barbijos N95 para el sistema de Salud nacional.

Alberto Fernández visitó una fábrica de barbijos en Quilmes

Al finalizar su paso por el municipio de Almirante Brown, el presidente Alberto Fernández estuvo acompañado por el gobernador bonaerense Axel Kicillof y el jefe del bloque de diputados nacionales del Frente de Todos, Máximo Kirchner en el municipio de Quilmes.

“Es un orgullo recibir a nuestro Presidente en la ciudad y visitar esta planta que está fabricando barbijos. En este contexto de emergencia sanitaria es una apuesta a la producción e implica un gran esfuerzo”

aseguró Mayra Mendoza, que durante la recorrida le obsequió al Presidente un conjunto de barbijos elaborados por emprendedores locales “en nombre de todo el Pueblo quilmeño”.

De la actividad también participaron además el ministro del Interior de la Nación, Eduardo Wado de Pedro; el de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello; y el ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires, Andrés Larroque; entre otros.

“Se trata de una fábrica que era una Pyme y desde el año 2011, luego de haber podido aumentar su producción, forma parte de Delta Plus, un grupo francés que fabrica vestimenta de seguridad para los trabajadores. Hoy en medio de esta pandemia es una de las únicas fábricas en el país que produce los barbijos N95 que se necesitan para los médicos, para los trabajadores de la salud. Así que estamos orgullosos de que en Quilmes haya producción de un insumo tan importante para cuidarnos entre todos y entre todas”, remarcó Mayra Mendoza.

Durante el recorrido, con todos los recaudos propios del protocolo sanitario, Alberto Fernández y Mayra Mendoza, conversaron con los trabajadores y se interiorizaron en el circuito de producción que llevan adelante.

Eslingar Delta Plus, ubicada en Monroe 1295, desarrolla, estandariza, fabrica y distribuye una gama completa de equipos de protección personal que resguardan a los trabajadores de pies a cabeza en el lugar de trabajo. Es una de las fábricas que, en medio de la pandemia, se reconvirtieron y se lanzaron a producir insumos sanitarios para el personal de salud.

Ahora fabrican los barbijos clase N95 con una máquina que produce hasta 1 millón de mascarillas por mes. La misma fue traída al país con ayuda del Gobierno Nacional durante el aislamiento social preventivo y obligatorio con el fin de aumentar la capacidad de producción de insumos fundamentales para la seguridad sanitaria en todo el territorio. Las mascarillas son de fibra sintética, desechables, y no cuentan con válvula. Por sus características particulares son las recomendadas para uso médico.