Crisis cambiaria: el dólar volvió a subir en bancos del microcentro porteño

La divisa norteamericana se vendió al público a $45,90 en el Banco Nación. Por escaso margen, el ascenso del dólar vuelve a ganarle a la inflación en 2019.

Fuga de dólares
Fuga de dólares récord: más de 27 mil millones salieron del sistema

Crisis cambiaria: el dólar volvió a subir en bancos del microcentro porteño


El dólar se negoció con escasas variantes en bancos del microcentro porteño. En las sucursales del Banco Nación finalizó 10 centavos arriba, a 45,90 para la venta minorista.

En el promedio de bancos del microcentro porteño concluyó a 46,05 pesos.

En el mercado mayorista subió 13 centavos y se pactó a 44,90 pesos.

En lo que va de 2019 el dólar acumula un avance de 19,1%, poco más que la inflación del período, en torno al 17% desde que empezó el año.

“Con una nueva caída en el volumen negociado, la divisa norteamericana operó con cierta volatilidad y con un recorrido mixto que sobre el final recortó parte de la suba de la fecha”, explicó Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio.

El monto negociado en el segmento de contado (spot) sumó unos 611,3 millones de dólares.

A la calma cambiaria en el plano doméstico se adicionó el leve descenso del tipo de cambio en Brasil, que siempre influye en el mercado doméstico. El dólar restó un centavo ó 0,4%, a 4,03 reales.

Gustavo Ber, economista del Estudio Ber, afirmó que “más allá de que se extiende la etapa de calma cambiaria, la intensificación de las negociaciones políticas y el avance del proceso electoral podrían derivar en una mayor dolarización que deberá eventualmente ser enfrentada por el BCRA a través de desenfundar rápidamente ventas de divisas aprovechando el guiño obtenido por parte del FMI”.

Las internacionales del Banco Central alcanzaban los USD 67.096 millones este martes, según datos sujetos a ajuste.

El Ministerio de Hacienda colocó Letras en dólares (las LETE) que, en la visión de los analistas, arrojó un resultado satisfactorio en cuanto a la cantidad renovada y a la tasa.

“El Gobierno decidió explorar el apetito del mercado por letras con vencimiento al 20 de diciembre (210 días), un escenario post elecciones y 10 días después de la fecha fijada para el cambio de mando presidencial”, indicó un informe de Portfolio Personal Inversiones.

“Fue una prueba que pudo superar al emitir todo lo ofrecido”, añadió, con una emisión de USD 300 millones a una tasa de 6,21%, pues se trató de “un buen dato para el Gobierno si lo comparamos contra el Bonar 20 (AO20) que rinde 16%, y también vence luego del cambio de mandato presidencial”, en octubre de 2020.