sábado, abril 17, 2021
19.2 C
Buenos Aires

Desde mañana, los brasileños vuelven a cobrar asignación directa por coronavirus

Las ayudas serán inferiores en beneficiarios, cuantía y duración a las realizadas durante la primera ola de la epidemia, pero son consideradas imprescindibles para el distanciamiento social

Recomendadas

Unos 40 millones de brasileños empezarán a recibir nuevamente desde mañana subsidios económicos por la pandemia, una semana antes de lo previsto, según confirmó el presidente, Jair Bolsonaro.

Las ayudas serán inferiores en beneficiarios, cuantía y duración a las realizadas durante la primera ola de la epidemia, pero son consideradas imprescindibles para que más gente pueda quedarse en casa. La idea es que eso contribuya a frenar la veloz tasa de transmisión de la covid.

El subsidio por coronavirus será, en esta segunda fase, de 250 reales al mes (44 dólares), menos de la mitad que la primera vez. Habrá dos excepciones. Las madres solteras que son cabeza de familia recibirán de nuevo más que el resto: 375 reales (66 dólares). Y las familias unipersonales recibirán menos: 150 reales.

La duración prevista es de cuatro meses y el pago se realizará de forma digital, para evitar que la gente haga cola ante las sucursales bancarias.

Respecto de dónde saldrán los fondos para pagar la asignación, Bolsonaro dijo que “es un endeudamiento más de la Unión”, y recalcó que “este no es dinero que estuviera en los cofres. Y eso nos pesará a todos”. La pandemia ha disparado la deuda de Brasil al 90% del PIB y el techo de gasto deja un escaso margen de maniobra.

Brasil fue uno de los países que antes empezó a pagar una especie de renta básica a quienes quedaron en el desamparo absoluto cuando estalló la pandemia. 

Hizo los primeros pagos en abril, al decretar los primeros confinamientos. Durante los meses siguientes y hasta enero pasado, el Gobierno federal inyectó unos 56.000 millones de dólares directamente en los bolsillos de 70 millones de personas, un tercio de los brasileños, para mitigar el golpe entre los que subsisten con ayudas sociales, los trabajadores informales y los autónomos. El fin de las ayudas fue catastrófico para millones de familias.

- Publicidad -

Últimas noticias