Intendentes peronistas insisten a Máximo Kirchner que el candidato a Gobernador sea un jefe comunal

Los Intendentes peronistas quieren que el candidato bonaerense sea un hombre o mujer que haya tenido experiencia al frente de un municipio.

Intendentes peronistas insisten a Máximo Kirchner que el candidato a Gobernador sea un jefe comunal


Los Intendentes peronistas se reunieron con Máximo Kirchner y Alberto Fernández, en Lomas de Zamora, donde Martín Insaurralde fue el anfitrión. Estuvieron presentes los de la Primera y Tercera sección electoral, “el 70% de los votos” bonaerenses, según las cuentas de uno de los presentes.

Durante el encuentro, los intendentes plantearon definir una estrategia electoral y  sean tenidos en cuenta, además de instrumentar un mecanismo de encuentros, una mesa de trabajo electoral que los incluya. De hecho coincidieron en que este año el candidato (o candidata) a la gobernación debe ser un intendente.

“Así como en las provincias se acordó con los gobernadores, en Buenos Aires hay que armar una estrategia con los intendentes que gobernamos, tenemos las cuentas en orden, hacemos gestión“, reflexionó uno de ellos, mientras que Gabriel Katopodis, de San Martín, afirmó: “Para ganar tenemos que ser mejores que los demás y construir algo más grande”.

LEER MÁS: Cristina Kirchner se puso a disposición del peronismo

Alberto Fernández sumó a Máximo Kirchner (esta vez no estaba previsto que fuera), a Francisco Cafiero, nieto de Antonio, y a Fernando ‘Chino’ Navarro, del Movimiento Evita, que también propuso pensar un programa para plantear a los bonaerenses en el área de educación, seguridad y salud. Pidieron, él y otros, coordinar propuestas y no basar la campaña en críticas a María Eugenia Vidal. Hubo una especie de autocrítica sobre 2015, la derrota frente a Vidal, los problemas de gestión y la deuda con los bonaerenses que podría pesar en la memoria de los votantes.

La cita anterior fue el miércoles en Merlo con Gustavo Menéndez como anfitrión. También ese día el organizador fue Insaurralde que ya está armando un encuentro más amplio en Cañuelas para el próximo martes. Serán unos 50 dirigentes, estarán todos los del interior pero habrá que ver si van intendentes del Conurbano que están alejados de la ‘rosca’ como Mario Ishii de José C. Paz y Patricio Mussi de Berazategui.

En Lomas este viernes estuvieron Juan Pablo de Jesús (La Costa); Gustavo Menéndez (Merlo); Fernando Gray (Esteban Echeverría); Juan Zabaleta (Hurlingham), Gustavo Arrieta (Cañuelas); Ariel Sujarchuk (Escobar); Gabriel Katopodis (San Martín); Alberto Descalzo (Ituzaingó); Julio Zamora (Escobar); Mariano Cascallares (Almirante Brown); Walter Festa (Moreno) y Jorge Ferraresi (Avellaneda).

El grupo viene hablando de la estrategia en la provincia de Buenos Aires desde que volvieron a acercarse al kirchnerismo. Las primeras juntadas fueron hace más de un año en casa de Juan Cabandié, que desplegó sus dotes de asador en La Paternal. En el tercer encuentro estuvo Máximo Kirchner después de que en las listas pesara más el armado de La Cámpora y la lapicera de Cristina Kirchner. Incluso varios de los intendentes sufrieron internas de parte de la agrupación del hijo de la ex presidente, algo que prometieron no repetir.

Lo que pidieron los intendentes es evitar las PASO en los municipios donde el intendente vaya por la reelección y sólo ir a internas en los lugares donde sean muy necesarias y donde la competencia pueda ampliar la base de votos.

En su primera cita en conjunto con los intendentes  Alberto Fernández estuvo atento y habló sobre cómo se avanza en la estrategia en las provincias, sobre cómo ve el contexto político y social Cristina Kirchner, y sobre cómo ve el proceso electoral.

Para “ordenar”, como pidieron casi todos, y armar un plan que evite internas en distritos donde los intendentes están bien posicionados  acordaron que cada semana un grupo de intendentes se reunirá con Alberto Fernández y eventualmente con Máximo Kirchner.Los

 intendentes coincidieron en que “la única chance que tiene Cambiemos de ganar a nivel nacional es ganar la provincia de Buenos Aires”

El comunicado  apuntó a respaldar a la ex presidente: “Con fuerte apoyo de intereses extranjeros que se vienen apropiando de recursos estratégicos argentinos de la mano del Gobierno, pretenden destruir física, moral y políticamente a la principal adversaria política para continuar con este modelo de saqueo”.