Piden la renuncia del ministro de Salud de jujuy por la niña violada obligada a parir

Organizaciones feministas de Jujuy marcharon este sábado en el centro de la capital provincial para solicitar la renuncia del ministro de Salud, Gustavo Bouhid, quien está denunciado penalmente por el caso de la pequeña que fue violada, quedó embarazada y fue sometida a una cesárea en el sexto mes de gestación.

Las activistas se pronunciaron contra la violencia de género y los femicidios pero no dejaron pasar la ocasión para demandar la renuncia del funcionario que había asegurado que la pequeña tendría acceso a la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) conforme al protocolo de aborto no punible de Jujuy.

jujuy, Gustavo Bouhid
La demanda, presentada en conjunto por asociaciones locales de mujeres, es contra Gustavo Bohuid y los directivos de los Hospitales donde fue atendida la menor, tanto en la localidad de San Pedro como en la capital jujeña, y a todos y cada uno de los “responsables de la transgresión de los derechos de la pequeña obligada a un parto forzado”.

La presentación contra Gustavo Bouhid, efectuada en la sede del ministerio Público de la Acusación de Jujuy, se mantiene en la “falta de cumplimiento del protocolo provincial de atención en estos casos, firmado por exactamente el mismo gobernador Morales” y también incluye la acusación por “tortura” al “haberse violado la confidencialidad, la privacidad” de la menor, conforme afirmó una de las abogadas intervinientes, Maia Hirsch.

“Vamos a pelear por el aborto legal, a la iglesia y el Estado haremos abonar y el ministro Bouhid que renuncie ya, pues las niñas no son mamás”

A lo largo del tiempo que la pequeña estuvo internada en el Hospital Materno Infantil de Jujuy llegó a reunirse un elevado número de activistas pro clandestinidad del aborto afuera de ese edificio para demandar que se ignorara el protocolo de la provincia y se obligara a la menor a llegar al final del embarazo.La consigna ya instalada de “educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no fallecer” asimismo formó parte lo expresado por medio de audífonos, frente al acompañamiento y vigilancia de por lo menos 3 móviles policiales a unos metros.