martes, abril 16, 2024
16.8 C
Buenos Aires

La IAEF registró una caída en las condiciones financieras de la economía argentina

El IAEF registró en mayo un número de tres dígitos que se ubicó cerca del valor de marzo, el más bajo de todo el año, y si bien las condiciones de la economía local mejoraron un poco en el margen, no fue suficiente

Recomendadas

Las condiciones financieras de la economía argentina registraron un fuerte retroceso durante mayo como consecuencia de factores externos, como son en este caso la Guerra de Rusia con Ucrania y la suba de tasas de los Estados Unidos.

Todos los meses el Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF) publica su Índice de Condiciones Financieras (ICF) del país, que en este caso pasó de -92.2 a -108 puntos en mayo y se ubicó cerca de valor de marzo último, cuando tocó –115.9, el valor más bajo del año.

Para llegar a este resultado, las variables externas «fueron determinantes ya que tuvieron una fuerte baja y volvieron a terreno negativo, mientras que las condiciones locales mejoraron en el margen, pero nada para celebrar», evaluó el IAEF.

En ese sentido, las condiciones locales se ubicaron en -93.6 puntos, con una mejora de 1.3 respecto a abril, aunque con un deterioro de 40 puntos si se la compara con el mismo mes de 2021. En ese mismo mes, el ICF local había alcanzado el mejor valor desde las elecciones PASO de 2019, según el informe.

Ahora, en mayo, la expectativa de menor inflación núcleo y en menor medida la confianza en los bancos (aumento de depósitos en dólares) inclinó la balanza hacia una mejora de las condiciones locales, al tiempo que el riesgo país fue la variable que más bajó en el mes de mayo.

El índice de condiciones financieras locales lleva 44 meses consecutivos operando en zona de stress financiero: la última vez que estuvo en terreno positivo fue en agosto de 2018.

Por su parte, las condiciones externas volvieron a tener números rojos como fue el caso de marzo; así, ese mes y mayo de este año fueron los únicos datos negativos desde agosto de 2020.

La inflación de marzo fue del 6,7%, la cifra más alta de los últimos 20 años. En tanto, lejos de la expectativa oficial, las consultoras estimaron que la inflación de mayo cerró por encima del 5% y pusieron ese porcentaje como piso para junio debido al impacto que tendrá la suba de algunos precios regulados.

Entre las variables que cayeron en mayo se destacaron las acciones americanas, los commodities (el aumento de su volatilidad) y el mayor riesgo de los países emergentes, puntualizó el IAEF.

La entidad consideró además que si bien la guerra de Ucrania y la suba de tasas en Estados Unidos empeoraron el índice externo, «no empañaron una inmensa mejora respecto al mínimo de la pandemia, mientras que a nivel local la mejora fue esencialmente testimonial y luego de haber reestructurado la deuda, algo que en general otorga aire financiero».

- Publicidad -

Últimas noticias