sábado, abril 17, 2021
19.2 C
Buenos Aires

Terminó la reunión en Casa Rosada y se esperan definiciones sobre las nuevas restricciones

Participaron los jefes de Gabinete y los ministros de Salud de la Nación, la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires. La discusión radicó en cómo limitar la nocturnidad y en el uso del transporte público contra la segunda ola de coronavirus.

Recomendadas

En Casa Rosada ya finalizó el segundo encuentro entre las autoridades de la Nación, la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires y se esperan definiciones en cuanto a las nuevas restricciones con las que se intentará frenar la segunda ola de coronavirus.

Allí se hicieron presentes los tres jefes de Gabinete, Santiago Cafiero, Carlos Bianco y Felipe Miguel; y los referentes de los ministerios de Salud, Carla Vizzotti, Nicolás Kreplak (viceministro de Daniel Gollán) y Fernán Quirós.

En la reunión de este lunes todas las partes se habían mostrado de acuerdo en la necesidad de tomar medidas contra el avance de los contagios de COVID-19, pero hubo distintas posturas en cuanto a cuáles deben ser las restricciones concretas a implementar.

El Gobierno bonaerense presentó una postura más estricta, mientras que para el porteño resulta prioritario no afectar la actividad económica.

Para bajar la movilidad, las autoridades provinciales pretendían trabajar sobre tres ejes: la nocturnidad, el transporte público y las reuniones sociales. En lo formal, la nocturnidad y las reuniones sociales ya están limitadas en 110 de los 135 municipios.

En cuanto al horario, la limitación que barajaban como plano ideal, en términos epidemiológicos, sería cerrar desde las 22 hasta las 6 por dos semanas más. La decisión no impactaría en actividades productivas, pero sí en bares y boliches.

Se estimaba que el Gobierno porteño aceptaría esa limitación horaria, pero que propondría que sea por menos tiempo, por ejemplo de 0 a 5. Las autoridades de la Ciudad creen que se pueden aumentar los controles, pero que todavía hay tiempo para endurecer las restricciones. 

De hecho, sus funcionarios repiten en privado y en público que todavía no hay una tensión en el sistema hospitalario, más allá de que ayer hayan registrado el récord diario de contagios y en las últimas horas se acumularon muchas personas en los centros de testeo públicos.

- Publicidad -

Últimas noticias