¿Cuáles son las claves de la nueva oferta del Gobierno para poder cerrar el canje?

Aseguran los acreedores que la Argentina podría conseguir un 80% de aceptación y que BlackRock, el más duro en la negociación también aceptó.

¿Cuáles son las claves de la nueva oferta del Gobierno para poder cerrar el canje?

Luego del análisis de varias opciones, se terminó cerrando con una fórmula “win-win”, una situación en la que las dos partes salen ganando en términos de la deuda argentina.

“Los tres comités, juntos, apoyamos la oferta”, aseguraron fuentes del mercado. “Estuvimos trabajando el fin de semana en un deal y logramos el fin de semana que BlackRock entre”, agregaron. De ser así, la Argentina habrá cerrado el capítulo de la reestructuración de la deuda con una propuesta que “el mercado en su totalidad lo apoya”, afirmaron desde los acreedores.

Todo indica que hay una nueva propuesta mejora el valor presente neto y lo lleva a 54,8 dólares y que los cambios son principalmente técnicos, ya que el alivio de deuda para la Argentina es el mismo que con la propuesta anterior. “El país, básicamente, no tiene que poner un dólar más”, aseguraron.

Los grandes grupos de bonistas (Ad Hoc, Tenedores de Bonos de Canje y el Comité de Acreedores) sabían que tenían que encontrar una manera de que la oferta de canje rondara los 55 dólares, para partir la diferencia con el Gobierno (que era de 3 dólares): terminó en 54,8.

En lo económico, se siguen ofreciendo los mismos cinco bonos en dólares y los cinco en euros, pero se cambian las fechas de pago: mientras que en la anterior eran marzo y septiembre, ahora se adelantaron a enero y julio, con el primer pago a mediados del próximo año. Este es el principal cambio que hace que el valor de la oferta crezca.

Se cambia también la estructura de amortización de tres bonos, y ahora es un poco antes. El título que se utilizará para reconocer los intereses corridos devengados, en vez de vencer en 2030, ahora caducará en 2029. Y además en otros dos instrumentos (el bono en dólares que vence en 2030 y el que se ofrece a los tenedores de Discount) también van a tener fechas más tempranas. “Son cambios que son imperceptibles; no les cambia al país lo que tenga que pagar, pero sí implica una mejora del valor presente”, resumieron las fuentes.

En lo legal, se adoptará un lenguaje similar al que usó Ecuador en la reestructuración que hoy cierra: se suaviza la estrategia PACMAN o re designación que había propuesto la Argentina y, a su vez, se sube el umbral mínimo de participación. El Gobierno argentino lo había fijado en un 50% de aceptación, que al aplicar la cláusulas de acción colectiva podía significar una adhesión de 60%. Bueno, ahora estos porcentajes se los eleva hasta entre el 70% y 75%. “Lo importante es que esta oferta argentina va a tener un apoyo en 80%”, aseguraron fuentes de los bonistas.