viernes, febrero 23, 2024
23.4 C
Buenos Aires

El Gobierno postergó la suba de un impuesto clave para evitar un nuevo aumento en los combustibles

El objetivo es evitar que "las variaciones en los impuestos se trasladan en forma prácticamente directa a los precios finales de los combustibles".

Recomendadas

El Gobierno decidió postergar una vez más hasta el 1 de septiembre próximo la actualización del impuesto sobre los combustibles líquidos, prevista desde mañana, con el objetivo de evitar que ese aumento se traslade a los precios de las naftas e impacte en la inflación.

La medida fue publicada este martes en el Boletín Oficial, a través del decreto 285/2022. “Tratándose de impuestos al consumo, y dado que la demanda de los combustibles líquidos es altamente inelástica, las variaciones en los impuestos se trasladan en forma prácticamente directa a los precios finales de los combustibles”, sostiene en los considerandos.

Y por ello, «en línea con las medidas instrumentadas hasta la fecha, y con el fin de asegurar una necesaria estabilización y una adecuada evolución de los precios, resulta razonable postergar para la nafta sin plomo, la nafta virgen y el gasoil los efectos de los incrementos en los montos de impuesto establecidos».

Además, se estableció que se ajuste comenzará a regir a partir de septiembre próximo. Así, los incrementos en los montos del impuesto que resulten de las actualizaciones correspondientes al primer, segundo, tercer y cuarto trimestres de 2021, y al primer trimestre de 2022, surtirán efectos para la nafta sin plomo, la nafta virgen y el gasoil a partir del 1° de septiembre de 2022, de acuerdo con el texto oficial.

Combustibles: la situación del sector

Los montos deben actualizarse por trimestre calendario sobre la base de las variaciones del Índice de Precios al Consumidor (IPC), considerando las variaciones acumuladas de ese índice desde enero de 2018, inclusive.

En tanto, el último ajuste en los precios al surtidor se aplicó a principios de este mes y fue del 9%, de acuerdo con lo decidido por las petroleras que operan en el mercado local. En lo que va del año, los valores de los combustibles aumentaron tres veces, con una suba acumulada del 30%.

Analistas estiman que el atraso que tiene la actualización del impuesto a los combustibles y al dióxido de carbono es superior al 50%, porcentaje que, de aplicarse, impactaría directamente en los precio al surtidor.

- Publicidad -

Últimas noticias