Así será el congelamiento de las naftas

Se definió tras un decreto, luego de la reunión de Gabinete ampliada que lideró Macri en el CCK.

El Gobierno negó una marcha atrás en el congelamiento de las naftas

El ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, desmintió que el Gobierno haya dado marcha atrás con el congelamiento del precio de las naftas y aseguró que se mantendrá la decisión que en ese sentido anunció el presidente, Mauricio Macri.

“No hubo marcha atrás con el congelamiento a las naftas y se mantendrá la medida del Presidente“, sostuvo Finocchiaro en conferencia de prensa tras la reunión de Gabinete ampliara que hoy encabezó Macri en el CCK.

En el mismo sentido, el ministro de Transporte ratificó anoche que los combustibles “quedan congelados por 90 días” porque “se tomó una medida y esa medida se va a implementar”.

LEER MÁS: Las medidas de Macri tras las PASO

Guillermo Dietrich hizo la confirmación después de que el Gobierno decidió postergar la publicación de la resolución que se preparaba para dar sustento legal al anuncio del Presidente, a la espera de acordar con las empresas la forma de implementación.

“Quedan congelados por 90 días”, afirmó el funcionario sobre el precio de los combustibles en declaraciones televisivas, y aseguró que “se tomó una medida y esa medida se va a implementar”.

La norma establece que por 90 días corridos el precio de la nafta se determina aplicando un tipo de cambio de referencia de $45,19 por dólar y un precio de referencia BRENT de u$s 59 por barril.

Recurrir a la Ley de Abastecimiento fue una estrategia implementada durante el kirchnerismo y que fue ampliamente criticada por la actual gestión. En 2011, el entonces secretario de Comercio Guillermo Moreno la empleó para forzar a la petrolera Shell -dirigida por Juan José Aranguren, quien fue ministro de Energía de Macri-, a retrotraer el aumento de sus tarifas. En 2013 la aplicó al trigo mediante la resolución 67/2013, la cual fue finalmente derogada el 13 de enero de 2017 por la gestión macrista. En ese momento se remarcó que esa reglamentación “desalentó la producción” y “provocó el desplazamiento de los productores hacia otros cultivos”.