Martiniano Molina eliminó la subsecretaría de Derechos Humanos en Quilmes

Martiniano Molina le quitó el rango de subsecretaría a Derechos Humanos, restándole jerarquía institucional y presupuestaria en el Municipio de Quilmes.

Martiniano Molina eliminó la subsecretaría de Derechos Humanos en Quilmes


El colectivo Quilmes, Memoria, Verdad y Justicia repudió el decreto 646/19, mediante el cual el intendente Martiniano Molina “termina de sacar de la agenda a los Derechos Humanos”.

Allí se consigna que el área que tenía un rango de Subsecretaría pasa a ser una Coordinación, quitando relevancia jerárquica, institucional y presupuestaria a estas temáticas.

Cabe recordar que el jefe comunal macrista inició su gestión confundiendo con un bache al excentro de tortura y detención ilegal, conocido como el “Pozo de Quilmes”. Esta situación generó una manifestación ciudadana que incluyó la instalación de señalética para que el alcalde no se pierda.


En esta oportunidad, el colectivo advirtió que “se trata de un nuevo agravio que se enmarca en una política nacional, que se expresa de manera sistemática en las prácticas negacionistas sobre el genocidio sucedido en nuestro país; en el desfinanciamiento del Equipo de Antropólogos Forenses, de Sitios de Memoria de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y gran parte del país, de los programas de educación en Derechos Humanos; de investigación, acompañamiento y celeridad de las causas de lesa humanidad, así como del cumplimiento efectivo de las condenas”.

Y prosiguió también mencionando el “agravio y persecución de las Madres de Plaza de Mayo y organismos de derechos humanos; el entorpecimiento de las leyes reparatorias; de persecución y criminalización de los pueblos originarios; en el incremento de la violencia de las fuerzas de seguridad en las manifestaciones y en los espacios de detención y, sobre todo, de la preocupante situación ante la destrucción de los derechos de nuestro pueblo en cuanto a vivienda, salud, educación, trabajo, seguridad y alimentación adecuada”.

“Hoy nos encontramos con el hecho que repudiamos. Una medida tomada sin debate, sin propuestas y sin comunicación ante la comunidad quilmeña y sus representantes”, sentenciaron.