lunes, junio 24, 2024
6.6 C
Buenos Aires

Ucrania: Zelenski echó al jefe de inteligencia acusándolo de espiar para los rusos

Una congresista estadounidense apuntó al entorno de Zelenski por las fallas. En EEUU y Europa temen que Rusia pueda estar copiando su armamento.

Recomendadas

Volodimir Zelenski acaba de consumar una purga en la cúpula de los servicios secretos y de la fiscalía general de Ucrania tras denunciar que funcionarios de ambos organismos están colaborando con las autoridades rusas en las zonas ocupadas.

Por otra parte, el presidente nombró esta semana a Oleksandr Klymenko como fiscal anticorrupción, una exigencia de Washington y Bruselas que llevaba dos años demorada. De cierta forma, Zelenski se ve forzado a rendir cuentas dentro y fuera del país.

La disparada de la inflación y la crisis energética están cambiando la predisposición de los líderes europeos hacia Ucrania, pese a que el envío de armamento y de fondos -unos 500 millones de euros adicionales aprobados días atrás- continúa. Y si bien el respaldo de Estados Unidos sigue siendo decisivo, el consenso bipartidista comienza a resquebrajarse luego de que la congresista republicana Victoria Spartz apuntara directamente al entorno de Zelenski.

Spartz, de origen ucraniano, responsabiliza a Andriy Yermak, mano derecha del presidente y figura clave del Ejecutivo, por retrasar la designación de un fiscal anticorrupción independiente, tarea que había encargado a Oleg Tatarov, un exfuncionario del Ministerio del Interior durante el gobierno del exmandatario prorruso Viktor Yanukovich. La congresista también denuncia que el propio Tatarov logró sepultar una investigación judicial en su contra por un delito de corrupción gracias a la protección de Yermak y Zelenski.

Ahora Zelenski necesita despegarse de un círculo que podría lastrar su legitimidad en medio de la guerra. Eso explica que haya reemplazado a Ivan Bakanov, amigo de toda la vida y sin experiencia en temas de seguridad, por Vasyl Maliuk al frente del Servicio de Seguridad del Estado

Ahora Zelenski necesita despegarse de un círculo que podría lastrar su legitimidad en medio de la guerra. Eso explica que haya reemplazado a Ivan Bakanov, amigo de toda la vida y sin experiencia en temas de seguridad, por Vasyl Maliuk al frente del Servicio de Seguridad del Estado (SBU), presuntamente infiltrado por agentes que responden a Moscú. Maliuk había sido hasta el momento titular del área que en teoría lucha contra la corrupción y el crimen organizado en el SBU. Se entiende hacia quién va dirigido el guiño.

El sustituto interino de la exfiscal general Irina Venediktova es su antiguo número dos, Oleksiy Symonenko. «Zelenski habla de 60 miembros de los servicios de inteligencia y del servicio judicial de la Fiscalía que pasaron a trabajar para la nueva administración en los territorios ocupados. Es probable, pero eso no significa que sea responsabilidad exclusiva de los jefes. Cuando se pierde territorio todos los días, encontrar responsables afloja la carga sobre los militares y la dirigencia política. El problema es que a la fiscal tiene que nombrarla el Parlamento. Además, Venediktova podía estar investigando algunos negociados en el entorno de Zelenski», dice a LPO Jorge Wozniak, profesor de Historia de la Universidad de Buenos Aires.

El presidente prometió investigar la supuesta interferencia rusa en las instituciones ucranianas, pero lo cierto es que intenta demostrarles a los aliados que está en sintonía con sus demandas. La purga también puede ser una maniobra distractora frente a una serie de hechos que inquietan a estadounidenses y europeos por igual.

La duda es si la cúpula política o militar de Ucrania está vendiendo armamento occidental. De allí viene el reclamo para que den cuenta hacia dónde están mandando el armamento que reciben, para chequear sobre el terreno que las unidades enviadas y las recibidas coincidan

El sábado pasado explotó sobre Grecia un avión ucraniano que trasportaba casi doce toneladas de armamento a Bangladesh. El Ministerio de Defensa de Serbia dijo que se trataba de armas fabricadas en su país que viajaban a destino a través de un Antonov soviético alquilado a Kiev. Pero la explicación no termina de convencer.

ViaLPO
- Publicidad -

Últimas noticias