viernes, abril 19, 2024
17.5 C
Buenos Aires

Trabajo e inflación, cuál es el primer gremio que pidió reapertura de paritarias

Mientras el movimiento obrero debate si las medidas contra la inflación que encamina el Gobierno, la CGT y la UIA son una manta corta o suficiente ante el incremento de precios, una de las organizaciones que participó de esa mesa ya reclamó la convocatoria a la negociación colectiva

Recomendadas

La Unión de Personal Civil de la Nación (UPCN) se convirtió en la primera organización sindical en solicitar la reapertura paritaria que se acordó en la mesa integrada por el Gobierno, la UIA y la CGT el martes en el ministerio de Economía para buscar medicinas contra la inflación.

En ese despacho donde Martín Guzmán, Claudio Moroni y Matías Kulfas fueron los representantes de la Casa Rosada, departió con ellos en su rol de adjunto cegetista Andrés Rodríguez, el lider de UPCN.

El estatal formó parte de la comitiva cegetista junto a los triunviros Carlos Acuña, Héctor Daer y Pablo Moyano en en salón de la cartera a cargo de Guzmán.

“La pérdida del poder adquisitivo de los salarios es alarmante. Exigimos la apertura de las paritarias ya”, dijo el titular de esa unión de estatales horas después para reclamar que se disponga la mesa para la negociación colectiva sin demoras. Esas palabras de Rodríguez, como el resto de la CGT alineada al Presidente Alberto Fernández, certificó que prefería la discusión paritaria a la definición de un bono extraordinario para privados y estatales, que finalmente no tuvo concresión, “al menos en esta etapa del año”, según remarcaron fuentes oficiales.

Desde Azopardo incluso el titular de Prensa Jorge Sola había expresado horas antes de la mesa en Economía que las paritarias «La discusión abierta y permitida sobre las paritarias necesita imperiosamente que el índice inflacionario comience a bajar y ahí está la madre de todas las batallas».

En el caso de UPCN se trata del primer pedido sindical que toma estado público de un gremio poderoso, del torrente de solicitudes que se esperan en las próximas horas. “Podrá haber reaperturas o inicios anticipados de las paritarias. También adelantar cuotas pendientes de pago en los acuerdos ya rubricados y homologados”, deslizaron desde el Gobierno, remarcando que cuando la semana pasada Moroni negó la alternativa de un bono para privados y estatales, que sí se otorgó a jubilados y pensionados, “la decisión ya era firme”.

Memoria puntual de Máximo

Sin perjuicio de que la disputa “paritarias si, bono no”, encendió una nueva fricción que incrementa el fuego cruzado en el oficialismo, incluso a cielo abierto, este martes en un plenario con sindicalistas que adhieren al kirchnerismo, el diputado Máximo Kirchner fue crítico respecto a las diferencias salariales en 2015 y el presente, amén del escenario pandémico e inflacionario.

«¿Quién se está quedando con lo que cobraba un trabajador en 2015?», se preguntó el legislador sobre el escenario actual de los salarios y el último año de gestión presidencial de su madre.

«Es verdad que la pandemia nos trajo muchas dificultades pero no nos puede ganar la autocompasión. Hay que construir fuerzas para recuperar el poder adquisitivo del salario», dijo el diputado durante la asunción de la conducción de la CGT Regional Oeste a la que asistió.

Kirchner explicó que el flamante secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Abel Furlán, le contó que «un trabajador de ese sindicato ganaba unos 2.000 dólares a fines de 2015″ y que hoy en día gana 900».

Vale consignar de todas maneras, que sindicatos afines al kirchnerismo, ante la controversia entre bono y paritarias, prefererían y prefieren la negociación colectiva. Por estrictas razones de solidez salarial, un bono de 6.000 pesos, representa el 10% de un sueldo de $60.000. El bono, dicen es de cobro incierto en virtud de la definición empresaria y termina siendo licuado por una cuota de la paritaria más austera.

Así lo consignaron ante la consulta de este diario durante los últimos días.

En términos económicos el interrogante es si las medidas dispuestas, reapertura de paritarias y canasta básica de artículos de primera necesidad de hasta 60 productos, alcanzarán para contener la incesante potencia inflacionaria.

Para lo estrictamente político la incertidumbre es cómo continuará el escenario del Gobierno en medio de la incesante sucesión de fricciones que tiene lugar desde las PASO de 2021.

- Publicidad -

Últimas noticias